AT. Madrid 0 – Sevilla FC 0. Sobresaliente en defensa, nulo en ataque

Magnífico partido el realizado por el Sevilla ayer en el Calderón… pero sólo a nivel defensivo. Por lo demás, el equipo estuvo bastante desafortunado. De hecho, sólo recuerdo tres llegadas al área con peligro. Pero lo más preocupante fue que el balón apenas duraba cinco segundos bajo nuestro control. Esa baja posesión del esférico, y la amenaza constante que suponía Iglesias Villanueva, me hizo pensar que, al final, nos ahogaríamos en la orilla.

Afortunadamente, no fue así y conseguimos empatar el partido. El empate se puede considerar justo, puesto que el Atlético de Madrid tampoco generó ocasiones claras de gol. Las más claras fueron, por parte del Atlético, un tiro al palo de Griezmann, y por parte del Sevilla, otro disparo al poste de Banega.

El partido, para el espectador imparcial, fue aburrido. Se pisó poco área y la lucha fue en el centro del campo, donde Krychowiak estuvo formidable.

El panorama se puso bastante negro cuando a Iglesias Villanueva le dio por expulsar a Vitolo. Jugar contra un equipo con calidad y aguerrido siempre es complicado, pero hacerlo con un jugador menos, durante más de media hora… hacía temer lo peor.

De nuevo, como nos suele ocurrir esta temporada, la expulsión fue injusta. En la primera amarilla, simplemente, es que no hay ni falta. La segunda es una falta normalita, al borde el área. Si bien se podría considerar amarilla, me parece bastante rigurosa, ya que en el área había muchos jugadores.

Pero más allá de la expulsión de Vitolo, al árbitro se le vio el plumero durante todo el partido, mostrando un doble rasero indignante. Señaló algunas faltas en contra del Sevilla que sólo existieron en la imaginación del árbitro.

También fue expulsado Emery, por primera vez desde que entrena en Primera División. Fue por decir la verdad: “Es una vergüenza, es una vergüenza”. Y tanto que lo era.

La clave del partido fue la intensidad y concentración con la que jugó el Sevilla durante los 95 minutos que duró el partido. Sobresalió el trabajo en defensa, donde Sergio Rico, Ramí y Carriço estuvieron inconmensurables. Es una verdadera lástima que el Sevilla no haya podido contar con un duo de centrales de esta categoría hasta ahora, y que, por supuesto, Monchi no fichase un buen central en verano. De haber sido así, no me cabe la menor duda de que ahora estaríamos en zona Champions.

Y, por supuesto, sería un error gravísimo que, finalmente, el Sevilla no fiche un central en sustitución de Andreolli y Pareja. Quedarnos con sólo tres centrales –o dos y medio, porque Kolo no es un verdadero central–, manteniendo grandes aspiraciones en las tres competiciones, sería un error gravísimo.

Punto que sabe a gloria al Sevilla y a derrota para el Atlético, que perdió el liderato y acabó desquiciado de impotencia, pues siempre se chocó contra un Sevilla que hizo un alarde de pundonor y fe.

Por cierto, hoy el Sevilla FC cumple 126 años. Que se dice pronto. Felicidades a todo el sevillismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s