Las cosas inexplicables de Emery

Emery me parece un buen entrenador. No creo que sea de los mejores, ni tampoco que sea uno del montón. Pero hace algunas cosas que yo no le veo explicación.

Por ejemplo, acaba de empezar la temporada y parece que ya tenemos un nuevo caso Iago Aspas, sino que esta vez la “víctima” es Ciro Immobile, un recién llegado que no ha tenido una buena experiencia en su equipo de procedencia: el Borussia Dormunt.

Prácticamente, a los sevillistas no nos ha dado tiempo de ver a Immobile. En lo poco que lo he visto, no me ha gustado. Me ha parecido un jugador que tiene una gran habilidad para quedarse en fuera de juego, y no es de extrañar, porque se puede decir que vive en fuera de juego. Tampoco ha estado afortunado de cara a puerta. Lo mejor que le recuerdo fue un cabezazo al larguero, creo que contra el Borussia Mönchengladbach, y una asistencia a Konoplyanka en la final de la Supercopa de Europa.

Cierto es que Immobile no llegó en buena forma física y que, hoy por hoy, tiene por delante a Gameiro, delantero titular indiscutible, y a Llorente, que ha llegado como el fichaje estrella, junto a Konoplyanka –aunque Llorente está en el mismo plan que Immobile: aportando poquísimo, o más bien nada–. Pero, en mi opinión, Immobile debería tener más minutos, o ir, al menos, convocado. No parece una decisión inteligente tenerlo en el ostracismo, socavándole la poca moral que debe quedarle, sobre todo cuando el italiano ha sido uno de los fichajes más importantes, rondando los once millones de euros.

Además, la participación de Immobile daría descanso a un Gameiro que lo está jugando todo. El partido contra el Getafe, una vez sentenciado, habría sido ideal para que el italiano cogiera confianza. Partido en el que, por cierto, no estuvo nada afortunado Llorente.

Si Emery no confía en Immobile, tampoco parece una buena estrategia el no darle oportunidades. De esa forma está depreciando al jugador  y, al no estar en el escaparate, difícilmente habrá compradores dispuestos a hacer una buena oferta por él.

La única explicación que se me ocurre sobre el asunto Immobile es que haya habido falta de disciplina. Pero si ese fuera el caso, quizás sería mejor ponerle un multazo en condiciones, y, a ser posible, con la máxima discreción. Que esas cosas les gusta mucho a la prensa.

Emery también me ha dejado a cuadros con su actitud con Konoplyanka. El ucraniano me sorprendió gratamente en la final de la Europa League y yo era de los que no entendía que no jugara. Cuando solucionó el partido, a falta de cinco minutos para el final, de golpe franco directo, ante el Rayo –primera victoria–, pensé que un jugador que es capaz de resolver partidos así, no debe estar nunca en el banquillo. Aunque no defienda –para eso hay otros–, o no defienda tanto como al entrenador le gustara, debe ser titular.

Después, ante Manchester City y Getafe, también hemos podido comprobar que tiene un gran golpeo de balón, una excelente visión de juego y mucha velocidad. Konoplyanka fue una pesadilla para los defensores del Getafe. Su exhibición hace preguntarse por qué diablos no jugó antes. Como si nos sobraran jugadores de calidad. Y para colmo,  su fichaje no ha salido nada barato.

Espero y confío en que Konoplyanka siga de titular y que a Emery no le dé por cambiar lo que funciona, que es otra de las manías que jamás entenderé del de Hondarribia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s