Eibar 1 – Sevilla FC 1. Otro partido igual

Tengo la sensación de que el partido de ayer contra el Eibar ya lo he vivido antes. De nuevo, un partido donde tiramos la primera parte y, de nuevo, otro partido donde las decisiones arbitrales han tenido nefastas consecuencias contra el Sevilla.

Parece que Emery sigue sin dar con la famosa tecla. Pienso que tiene mucho que ver en las numerosas alternativas que tiene Emery a su disposición. Entre las lesiones, entre que tiene mucho donde elegir, y entre que hay muchos jugadores nuevos, nuestro entrenador no acaba de dar con esa alineación ideal, con esa alineación que logre el deseado equilibrio entre lo ofensivo y lo defensivo. Por ejemplo, sigue sin encontrar una ubicación para Nzonzi donde rinda, porque ahora mismo el francés está totalmente perdido. No estaría mal que algún día probara a adelantarlo un poco.

También importa, y mucho, que este año estemos jugando Champions. Si estuviéramos jugando Europa League, Emery podría rotar en esos primeros partidos de la fase de grupos, como ya hizo la temporada pasada.

Ayer sólo nos llevamos un punto, que supo a poco, pero que, si analizamos bien el partido, puede darse por bueno. Y es que volvimos a tener importantes errores en defensa, estuvimos poco efectivos en ataque, perdonando ocasiones muy claras de gol, y, por si fuera poco, el trío arbitral fue un importante obstáculo, hasta el punto de que, de haber sido un arbitraje medio normal, seguramente nos habríamos llevado los tres puntos.

Lo de los árbitros esta temporada es para analizarlo. Raro es el partido donde no nos castigan con severidad. La acción más decisiva de ayer fue un clarísimo penalti a Konoplyanka. Tan claro que no me creo que el árbitro, ni ninguno de sus linieres, lo viera. Además, habría provocado la expulsión de Ramis. Pero no me refiero sólo a acciones puntuales, sino al distinto rasero a la hora de señalar faltas y mostrar tarjetas.

Pero dejando atrás el desesperante tema arbitral, que parece que no tendrá solución hasta el que se use la tecnología, también pudo haberse dedicido el encuentro si Emery hubiera reaccionado antes, pues el partido cambió, sobre todo, con la entrada de Banega y del infrautilizado Konoplyanka.

Parece que el viento ha cambiado, porque, si no, el partido de ayer se habría perdido. Pero necesitamos puntuar de tres en tres, de manera que el próximo partido, ante el Getafe, vuelve a ser vital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s