Abonos 2015-2016, una gran oportunidad perdida

En el día de hoy se han hecho público los precios de los abonos de la próxima temporada, y creo que el club ha perdido una gran oportunidad, si de verdad lo que pretendía era llenar el Ramón Sánchez Pizjuán.

Hace días que corría el rumor en las redes sociales de que el club subiría el precio de los abonos, y, a pesar de ello, a mí me costaba creer que fuera a ser así, que el club volviera a ser tan torpe como para cometer el mismo error de hace años, cuando aprovechó la clasificación para la Champions para subir, de manera importante, el precio de los abonos.

En mi caso particular, con abono de Fondo, subirá 70 euros. Por suerte, me lo puedo permitir y, de nuevo, renovaré un año más. Pero habrá muchos sevillistas que o no podrán, o tendrán que hacer un gran esfuerzo.

Pienso que se podría haber aprendido de años pasados y haber tenido un detalle con la afición, que, por ejemplo, se desplazó masivamente hace poco a Varsovia, habiendo dejado, con toda seguridad, a más de uno con la cuenta corriente en números rojos, o casi.

La oportunidad perdida es memorable, porque precisamente este año hay motivos, más que nunca, para acordarse de la afición, o bien no subiendo los abonos, o bajándolos, aunque fuera mínimamente. La bonanza económica por la que pasa la entidad es increíble. Se ha logrado ganar la Europa League, batiendo el record de ingresos; La Supercopa de Europa también dejará algunos millones; también se ha logrado la clasificación directa para la fase de grupos de la Champions League, asegurando otra buena cantidad de millones; y por si fuera poco, se ha traspasado a Aleix Vidal –25 millones– y a Carlos Bacca –30 millones–. Y mucho me temo –ojalá me equivoque–, que también se pagará la cláusula de algún futbolista más. Vitolo, Iborra y Krychowiak se muestran tentadores ante la Premier League. Y espero también que no sea verdad el interés que he leído del Paris Saint Germain en Trémoulinas.

Qué bonito había sido llegar a los 40.000 abonados y convertir todos los días que juegue el Sevilla en días festivos.

Al menos, espero en que una gran parte de esos millones que llegan a espuertas a las arcas del Sevilla se inviertan en jugadores de calidad, que ilusionen y marquen diferencias en la próxima temporada, que será, como no puede ser de otra forma, muy exigente.

No habrá más remedio que esperar a otra temporada para ver un Ramón Sánchez Pizjuán hasta la bandera. Esperemos que no sea dentro de mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s