Sevilla FC 2 – Rayo Vallecano 0. Con paso firme hacia Champions.

El Sevilla superó al Rayo Vallecano con bastante claridad, a pesar de lo que reflejó el marcador final, pues lo cierto es que se fallaron innumerables ocasiones de gol, muchas de ellas clarísimas. Fueron sólo dos goles, pero bien pudieron ser siete.

En la primera parte, el dominio sevillista fue total, consiguiendo los dos goles del partido. El primero de ellos llegó tras una sensacional jugada Banega-Diogo-Iborra, y el segundo lo marcó Carriço, de cabeza, tras un muy buen pase de Denis Suárez. El Rayo sólo dispuso de una ocasión, que salvó espectacularmente Sergio Rico, que hizo un gran partido.

En la segunda mitad, cambiaron las tornas. El Sevilla cedió mucho terreno al rival y no se imponía en el centro del campo, provocando llegadas del Rayo, algunas muy peligrosas, hasta el punto de que el equipo de Paco Jémez bien pudo marcar algún que otro gol, por medio de Kakuta, Manucho y el exbético Pozuelo. El Sevilla tuvo varias oportunidades para sentenciar, pero los continuos fallos ante el meta rival, impidieron que se pudiera cerrar el partido. No fue el día de Kevin Gameiro, que aunque hizo un buen partido, falló tres ocasiones claras de gol. También Reyes erró solo ante Toño, el guardameta rayista, que salvó a su equipo de una gran goleada.

Tampoco estuvo afortunado Deulofeu, que desperdició una nueva oportunidad. Nada más entrar, debió dejar pasar el balón para dejar a un compañero rematar a placer. Y también falló un mano a mano con Toño, cuando tenía un par de compañeros bien situados.

El partido se puso ideal para que llegara el tercero de la tarde, porque el Rayo en todo momento jugó con la defensa muy adelantada, buscando el empate de manera casi suicida. y todo parecía indicar que algún contragolpe bien llevado por Banega o Reyes tendría premio. Pero no fue así, y se tuvo que “sufrir” hasta el final. El sufrimiento no fue por temor a que se fueran los tres puntos, sino porque llegara ese gol del rayo que nos hiciera pedir la hora. No ocurrió porque Sergio Rico sacó una mano in extremis, cuando el balón se colaba tras un rechace.

Tres puntos más que nos hacen soñar con la cuarta plaza, la cual ocupamos actualmente. Aunque todo hace indicar que será de manera provisional. No parece que el Granada vaya a poner en apuros al Valencia. Si el Granada forzaba tarjetas ante el Sevilla, para que sus jugadores no jugaran en Mestalla, no debemos esperar mucho de ellos. Esa falta de ambición no presagia nada bueno, ni para el Granada, ni, en consecuencia, para el Sevilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s