Sevilla FC 2 – Zenit 1. Una sublime segunda parte da esperanzas para la vuelta

El Sevilla tendrá que hacer un gran partido en Rusia para poder pasar la eliminatoria ante un Zenit que demostró ser un gran conjunto y tener buenas individualidades. Al fin y al cabo, es una plantilla repleta de internacionales, con lo que suplió con garantías las importantes bajas que traía de la anterior eliminatoria.

La primera parte del Sevilla no fue nada buena. El Zenit se agazapó muy bien atrás, ejerciendo una presión que el Sevilla era incapaz de contrarrestar, en primer lugar, por la lentitud en su juego, y en segundo lugar, porque Reyes estuvo muy desacertado, con continuas pérdidas de balón y sin claridad de ideas. De hecho, fue el Zenit el que dispuso de tres ocasiones claras de gol, todas ellas llegaron por la banda derecha del Sevilla –espero que esta debilidad tan patente se corrija en verano–. Y fue precisamente a la tercera cuando Ryasantsev logró el gol, por la escuadra y con muy poco ángulo, tras rechace de Sergio Rico.

A partir de aquí, cambió el partido, una vez que el Sevilla se quitó el lastre mental de tener que mantener la puerta a cero, lo que no le permitía ir alegremente al ataque. Pero no fue hasta el segundo tiempo, con la entrada de M’Bia y Denis Suárez, cuando se hizo más patente el dominio sevillista.

Y es que la segunda parte fue un monólogo blanquirrojo. El Sevilla arrinconó al Zenit con un presión asfixiante y con continuos centros al área, que era bombardeada por Banega y, sobre todo, por Trémoulinas y Aleix Vidal, convertidos en dos estiletes que hicieron mucho daño al Zenit. Pero a pesar de que las ocasiones se sucedían por parte del Sevilla, los goles no llegaron hasta la recta final del partido. El primero fue de Bacca, a pase de Aleix Vidal, a unos 20 minutos del final. Y el segundo, el mejor del partido, de Denis Suárez, de gran volea desde veinte metros, al borde del área, y a falta de tres minutos del tiempo reglamentario.

El 2-1 no es un buen resultado, pero al menos nos permite visitar el Petrovsky Stadium con una ventaja mínima. Estoy de acuerdo con Emery en que el partido de vuelta no tendrá nada que ver con el de ayer, puesto que el Zenit recuperará jugadores ofensivos muy importantes, como Hulk y Dany. Sin embargo, perderá por sanción a Ryasantsev y Garay. En Rusia será el Sevilla el que juegue con un planteamiento defensivo, esperando dar un zarpazo que ponga la eliminatoria de cara. Pero lo que sí está claro es que para estar en semifinales tendremos que hacer un partido muy completo.

Por cierto, quien tiene un puesto casi asegurado en semifinales es el Nápoles, que se entretuvo en golear a domicilio al Wolfsburgo, por 1-4, con Higuaín y Hamsik estelares. La verdad es que los italianos asustan un poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s