Sevilla FC 3 – Elche 0. Bastó con jugar a medio gas

El Sevilla demostró ayer que, hoy por hoy, hay un verdadero abismo entre un equipo que aspira a Champions y otro que suele habitar en la zona media. Simplemente, bastó con pisar el acelerador de vez en cuando, pues el resto del partido el Sevilla sesteó, permitiéndose el peligroso lujo de ceder el centro del campo a su rival e incluso de jugar andando, en algunas fases del partido.

El partido se puso muy de cara a raíz del penalti que le hicieron a Reyes. En el estadio me pareció penalti, pero viendo la repetición, tengo mis dudas. En cualquier caso, es lo de menos, porque el árbitro lo pitó y Bacca lo transformó en gol, de tiro ajustado.

A partir del 1-0, el Elche tuvo que arriesgar más, pero sus llegadas, sobre todo a balón parado, fueron siempre neutralizadas por la defensa y un muy acertado Sergio Rico, quien, personalmente, me sigue dando más confianza que Beto, sobre todo en el juego aéreo.

A la media hora de juego, quedó prácticamente sentenciado el partido, tras sensacional jugada Banega-Coke-Bacca. A pesar de que el colombiano hizo su segundo gol, no me gustó su partido. Es cierto que todos los días no se hacen dos goles, pero pienso que a un jugador como Bacca hay que exigirle mucho más que marcar un penalti y empujar un balón en la línea de gol –al que también habría llegado Iborra–. El resto del partido de Bacca fue una exhibición de cómo caer en el fuera de juego y de cómo perder el balón. Igual es que soy demasiado exigente, pero me gustó mucho más la aportación de Gameiro durante el casi cuarto de hora que jugó.

Quien cada día me convence más es Banega. Volvió a dar otra exhibición e intervino decisivamente en el segundo y tercer gol.

Otros jugadores, como Reyes, Trémoulinas, Kolo, Pareja, Coke… también hicieron un buen partido. Krychowiak se buscó una absurda tarjeta, totalmente evitable, que le impedirá jugar el importantísimo partido de Villarreal.

Por fortuna, la excesiva relajación del Sevilla, sobre todo en la segunda parte, no dio lugar a que el Elche acortara distancias, pero estuvo cerca de conseguirlo en alguna que otra ocasión. No sé si fue porque los jugadores tenían puesta la mente en el partido del jueves, que exigirá muchísimo más que el Elche, pero en Primera División no se le puede dar vida a nadie. Si se hubiera dado el 2-1, habrían entrado nervios, al menos en la grada. Hasta el minuto 81, con el gol de Gameiro, no respiramos tranquilo.

52 puntazos que sirven para distanciar un poco más al Villarreal, acercarnos al Atlético de Madrid, y mantener el tirón del Valencia. Y también, que no se olvide, para seguir siendo el único equipo de la Liga BBVA que sigue invicto en su feudo.

Por cierto, felicitar al Sevilla Atlético, por su partidazo en Cádiz y por conseguir la primera victoria en el feudo del líder. Campanazo tremendo el del filial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s