El sevillista, cada día más exigente

Llevo notando últimamente que el aficionado sevillista se está pasando de exigente. Me parece estupendo esa exigencia que nos diferencia de otras aficiones, porque esa falta de conformismo nos llevará a conseguir títulos y éxitos con más facilidad. Pero me da la sensación de que nos estamos pasando un pelín. Ya no basta con ganar, sino que parece que hay que hacerlo por goleada y jugando como los ángeles.

El último ejemplo es la victoria contra el Rayo Vallecano. Victoria que yo valoro muchísimo, porque se dio en un terreno de juego de reducidas dimensiones y contra un equipo que presiona mucho y que tiene muy claro su estilo de juego. Además, tengo muy en cuenta que estoy harto de ver caer al Sevilla en partidos parecidos al del domingo.

Después de ver comentarios en las redes sociales, parece que el único que valora la victoria soy yo. La mayoría de la gente se queja de la segunda parte del Sevilla –y con toda la razón del mundo–, pero obvia que si el Sevilla ganó fue porque hizo bastantes cosas mejor que su rival. Por ejemplo, le otorgó muy pocas ocasiones claras de gol, haciendo un muy buen partido en defensa, y aguantó con once jugadores casi hasta el final –con un árbitro tan tarjetero, estaba claro que habría algún expulsado–, donde tiró de oficio para mantener el resultado. Probablemente, si Vitolo hubiera conseguido el segundo en alguno de los dos “mano a mano” que tuvo con el portero, las críticas habrían sido muy diferentes.

Ya me está resultando habitual el leer, incluso en los medios de comunicación, que si ganamos por goleada, como el 4-0 al Deportivo –equipo que ganó al Valencia poco después– o el 5-1 al Granada, que el rival era “débil”. Parece que a nadie se le ocurre pensar que, quizás, al Sevilla le dio por hacer un buen partido y superar al rival en todas las líneas.

Ojalá todas las victorias fueran por goleada y con un juego primoroso, pero siempre no puede ser así, y tendrán que ser como las del Rayo: fajándose y luchando hasta el último minuto del descuento, aun en inferioridad numérica. Deberíamos saber apreciar este tipo de victorias. En mi opinión, sería de lo más justo y quitaría presión al equipo.

Anuncios

3 Respuestas a “El sevillista, cada día más exigente

  1. Veo muy bién el post que has escrito,ya le he explicadop a un comentrista de mi post lo mismo que voy a comentarte a ti,creo que la victoria en ese campo es importantisima,cogerá mas valor cuando por allí pasen equipos con los que nos jugamos nuestra liga particular y no pasen del empaten o pierdan,pero creo que va siendo hora de exigirle a don Unai algo mas de lo que estamos viendo,es lícito y es creo que hasta necesario para que el equipo siga creciendo,sin presiones,pero sin excusas,creo que este equipo puede dar mucho mas de lo que da y eso es bajo mi modesta opinión lo que creo que yo al menos debo de pedirle com o sevillista,luego lo mas importante será ganar y si no se puede al menos no perder,pero ante equipos teoricamente inferioores,no me gusta ver la opobre imagen de equipo arrinconado y miedoso defendiendo un gol que debió de ser acompañado por al menos dos mas,luedo el fútbol es caprichoso y el que mejor juega acaba perdiendo,en el partido del otro dia le paso al Rayo,nos arrinconó toda la segunda parte y no supo el entrenador meterle las cabras en el corral a Paco Gemez,en fín que aprecio la victoria y la aprecio porque son tres puntos de oro,pero hay formas y formas y permitemé que te diga,que esas formas al menos a mi no me acaban de gustar,esperemos que pronto podamos ver al equipo haciendonos disfrutar algo mas que con ganar por la mínima ante un rival teoricamente inferior,porque podemos hacerlo mucho mejor y así hay que trasladarselo al mister y a los jugadores,al menos esa es mi forma de vivir mi sevilñlismo,respeto por supuesto la tuya y la del sevillista que no lo vea como yo,un abrazo hermano.

    Me gusta

    • Papi, a Emery no podemos cambiarlo ahora. Es decir, a mí Emery no me convence desde que llegó. Y no me convence por cosas como la que hizo contra el Levante, en nuestro propio estadio. Resulta que vamos ganando 1-0, pero el Levante nos domina el partido porque no la olemos en el centro del campo, y a Emery le da por quitar a un centrocampista y sacar un delantero. Y digo yo, si vamos ganando, ¿para qué queremos dos delanteros? ¿No será mejor seguir con un delantero y reforzar el centro del campo para ver si nos hacemos con el control del partido? Evidentemente, el Levante empató. Y no ganó porque no tuvo ambición, porque, además, acabamos el partido en inferioridad numérica, por lesión.

      En Vallecas, pasó más o menos lo mismo. Los apuros que pasamos se los achaco a Emery. Jémez se la jugó con casi todo el segundo tiempo por disputar, sacando a tres delanteros. Si hubiera retirado a Banega y hubiera metido un centrocampista de briega, creo que habríamos controlado mejor el partido. Igual no –eso nunca se sabrá–, pero con el Rayo atacando a la desesperada, con un centrocampista defensivo más, creo que habríamos tenido ocasiones claras al contragolpe.

      Igual estoy equivocado, pero creo que, si en lugar de Emery, tuvíeramos un entrenador con más experiencia, estaríamos ahora mismo con más puntos.

      Pero como te digo, eso nunca se sabe.

      Me alegro de volver a leerte por aquí.

      Me gusta

  2. Tienes toda la razón del mundo en tu reflexion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s