Athletic 1 – Sevilla FC 0. Prueba no superada.

Se presentaba esta mañana el Sevilla en San Mamés para ponerse a prueba ante un equipo siempre complicado, como es el Athlétic de Bilbao. Y lamentablemente, hay que decir que no superó la prueba, aunque quizás debería haberse venido de vuelta con un premio mínimo, como es el empate.

En la alineación inicial no me gustó la incorporación de Vitolo, por estar recién recuperado de una lesión muscular que le ha tenido bastante tiempo apartado de los terrenos de juego. Por contra, eché en falta la velocidad y desborde de Deulofeu, sobre todo en la segunda parte, cuando ya estábamos por detrás en el marcador y había que ir a por todas. En cualquier caso, el equipo inicial era lo suficientemente competitivo como para haber podido ganar perfectamente en San Mamés.

El Sevilla dominó prácticamente todo el partido, pero fue un dominio estéril, perdiendo muchos balones en el centro del campo por ansiedad o por abusar de balones en largo. Pienso que si hubiéramos intentado imponer nuestro juego –toque en corto y posesión–, más técnico, y no haber caído tanto en el suyo –fútbol más directo–, nos habría ido mucho mejor.

El Athletic puede darse con un canto en los dientes, porque se llevó los tres puntos haciendo muy poquito. Claro que el Sevilla tampoco estuvo nada afortunado. Tuvimos claras ocasiones de gol, pero se perdieron todas en el último pase. Y eso es desesperante, porque al no tirar a puerta o entre los tres palos, parece que no se tienen ocasiones, cuando no es así.

El mejor de los nuestros fue Trémoulinas, que volvió a hacer un gran partido. Y el peor, sin duda, Carlos Bacca, que sigue totalmente desaparecido. No está para nada, y es fundamental el recuperarlo para la causa. Lleva tres o cuatro partidos en los que no ha hecho absolutamente nada, o casi nada, y eso lo está notando una barbaridad el equipo.

Mención aparte merece el arbitraje. A mí me pareció una vergüenza. Es el típico arbitraje sibilino del que mucha gente no se da cuenta, excepto el que lo sufre. Estrada Fernández sacó a relucir las dos varas de medir desde el principio: muy valiente a la hora de amonestar a los jugadores del Sevilla y muy cobarde a la hora de hacerlo con los del Athletic. En definitiva, un cagón de mucho cuidado. Pasó la mano en entradas violentas, pérdidas de tiempo, reiteraciones (24 faltas por parte de los vascos y 11 por la nuestra)… Un arbitraje muy completo, pensaría él. Los linieres también se unieron a la fiesta. En una ocasión sacaron de quicio a Emery, por pitar un saque de banda, en sus propias narices, cuando, ni por asomo había salido el balón. Al menos tuvieron el detalle de no enseñarle amarilla o expulsarlo por protestar.

Pero si hubo algo que dejó bien a las claras el talante arbitral, fue el tiempo añadido: Sólo añadieron dos minutos, cuando se habían hecho los seis cambios y había habido pérdidas de tiempo. Basta decir que los árbitros tienen como norma que, cuando se hacen todos los cambios, deben añadirse tres minutos.

Es una pena que se nos hayan ido estos tres puntos, sobre todo por haber sido ante un rival inferior. Pero partidos como el de esta mañana nos vamos a encontrar varios a lo largo de la temporada. Así que tenemos que recuperarnos lo antes posible, no darle más vueltas al resbalón y pensar en el próximo partido. Porque hacer lo contrario, fustigarnos, no sirve absolutamente para nada.

Anuncios

2 Respuestas a “Athletic 1 – Sevilla FC 0. Prueba no superada.

  1. MBia esta con el piloto en rojo
    Bacca un muerto viviente
    El polaco no ha tenido su día
    Denis jugador de medio tiempo
    Coke no ha dado un pase bueno
    Los saques de esquina ni asustaba
    El Bilbao mas intenso
    El arbitro malo y casero
    No se ha tirado ni una vez entre los tres palos
    Mal partido

    Me gusta

    • Fue un mal partido, eso está claro. Pero pienso que el Sevilla mereció, al menos, el empate, puesto que el Athletic no fue mejor que el Sevilla. Aunque también es evidente que el “merecer” algo no sirve para nada. Lo único que se valoran son los goles, y el Athletic hizo uno.

      Eso sí, te equivocas en una cosa: sí se tiró entre los tres palos. Que yo recuerde, a vuelapluma, el cabezazo de Denis Suárez que blocó el portero sin problemas, porque le fue al cuerpo y sin demasiada fuerza.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s