Archivo diario: 29/07/2014

Lo que no entiendo de la planificación deportiva de este año

En general, creo que se está trabajando bien desde la Secretaría Técnica con el fin de lograr una plantilla más competitiva que la de la temporada pasada, pero hay algunas cosas, concretamente tres, que no me cuadran, aunque estoy seguro de que tendrán su explicación, más o menos lógica:

1.- El fichaje de un portero como Mariano Barbosa. Desde mi punto de vista, el puesto de guardameta es uno de los más importantes del equipo, sino el que más. Por tanto, a mí me hubiera gustado que se hubiera traído un jugador que mejorara a Beto. El portugués da una de cal y otra de arena, y eso no se lo puede permitir un equipo que aspire a lo máximo. Y me da la impresión de que, con el fichaje de Barbosa, se ha buscado más un suplente que un titular. Tiene además, 30 años. Es decir, no es una promesa ni un jugador de futuro. Después, el tiempo dará y quitará razones, pero, a priori, no parece que Barbosa vaya a estar capacitado para quitar la titularidad a Beto. También me extraña mucho el hecho de que sólo haya firmado por dos años. Parece como si no hubiera confianza desde el club en él.

2.- El fichaje de Alejandro Arribas. Pienso lo mismo que en el caso de Barbosa. Si se trae un central, que sea para mejorar lo que hay. También me parece improbable que desbanque a Pareja, Fazio o Carriço. Dado que ya fue objeto de deseo de Monchi la pasada temporada, parecía cantado su fichaje cuando se conoció que había rescindido su contrato con Osasuna. Lo que me extraña sobremanera es que, teniendo sólo 25 años, sólo haya firmado, al igual que Barbosa, por dos temporadas.

3.- Y por último, que a estas alturas, a 14 días de la disputa de la Supercopa de Europa, aún no se haya traído al centrocampista ofensivo que tanta falta nos hace. Entiendo que haya que ir con cuidado, que no se pueda fallar, pero el tiempo se echa encima y una posición clave del equipo sigue sin estar cubierta, estando a las puertas de la disputa de un título europeo.

Aparecen muchos nombres en prensa –seguramente, la mayoría inventados–, pero lo que me llama poderosamente la atención es que, cuando se tratan cantidades de siete u ocho millones de euros, se hable de que está fuera del alcance del Sevilla. ¿Para qué queremos el dinero entonces? Si de verdad hay interés por un jugador, y la certeza absoluta de que puede convertirse en una gran estrella, no veo por qué no se puede invertir ocho o diez millones de euros, si eso supone un salto de calidad en el equipo.

Y no es que falte el dinero precisamente. Ya la temporada pasada hubo superávit, y ahora con la venta de Rakitic, más el dinero extra que se ha ganado por lograr la Europa League, bastante por encima de lo presupuestado en un principio… No es para tirar la casa por la ventana, pero tampoco para poner en riesgo operaciones que interesen por regatear un par de millones de euros.

En fin, esperemos que tanto Barbosa como Arribas y el centrocampista ofensivo que está por llegar triunfen plenamente, y a ser posible, que sea a partir del 12 de agosto.