La falta de ambición, un serio problema

El Sevilla perdió ayer una ocasión de oro para dar un gran paso hacia los puestos europeos, los cuáles  siguen estando muy cerquita.

El partido no fue bueno, pero lo que llamó la atención, desde el pitido inicial, fue la falta de intensidad que mostraron nuestros jugadores. Esto se hizo más evidente, si tenemos en cuenta la actitud del equipo en el último partido, contra el Getafe, donde nos comimos al rival con una presión intensa, durante gran parte del partido.

Si estuviéramos sobrados de calidad, seguramente esa calidad se impondría a la mayoría de nuestros rivales, pero, por desgracia, no es así. Tenemos un buen equipo, pero si no corremos tanto o más como nuestros rivales, se nos irán muchos puntos ante equipos inferiores, como ocurrió en el día de ayer.

No jugamos bien, pero aún así tuvimos varios ocasiones claras para adelantarnos en el marcador, e incluso sentenciar el partido. Pero, lamentablemente, no fue el día de Bacca, que falló lo que no se puede fallar nunca.

En defensa el equipo sí estuvo bastante serio. Quitando los inexplicables errores de M’Bia y Coke, que nos pudieron costar muy caro, el Elche sólo consiguió crear peligro mediante centros al área desde las bandas.  En uno de estos centros, Herrera le ganó la posición a Carriço y consiguió el gol que parecía iba a costarnos la derrota. Menos mal que el propio Carriço consiguió el empate y, al menos, puntuamos. Dimos un paso corto, pero paso al frente, en cualquier caso.

El principal problema que veo del  partido de ayer es que sin ambición es imposible que lleguemos al único puesto Champions que está en juego. Esa ambición la deberían de tener unos jugadores profesionales grabadas a fuego en el cerebro, pero si no la tienen, es trabajo del entrenador el conseguir que adquieran ese deseo ardiente de aspirar a lograr el mayor de los objetivos.

Ir a Champions es harto complicado, teniendo en cuenta los puntos que hemos dejado escapar ante equipos débiles, pero está claro que es a lo que debemos aspirar, máxime si tenemos en cuenta cuáles son nuestros rivales directos. Conseguir un puesto para la Europa League siempre debe ser un premio menor para el Sevilla.

En cuanto al próximo partido, la verdad es que soy muy pesimista. Me conformo con que no perdamos jugadores por lesión o expulsión y ofrecer una imagen digna. Hay que reconocer que el Atlético tiene mejor equipo, y si a eso le sumamos que los árbitros le permiten todo… mal asunto. Por eso era tan importante el partido contra el Elche.

Anuncios

4 Respuestas a “La falta de ambición, un serio problema

  1. La sensación sigue siendo que no convence del todo, es una pena. Intento ser optimista con Emery pero es muy difícil.
    Podría usarse el argumento de que si Bacca atina en alguna de las dos que tuvo, que si Coke es muy malo, que Reyes tuvo un día perro de los suyos, etc etc. Pero la verdad es que da coraje que sólo hasta que llegó el gol del Elche no se fue el equipo arriba, y cuando lo hizo lo puso contra las cuerdas, como es lógico por la diferencia de plantilla.
    Que el equipo juegue 80 minutos con mandanga (y no es la 1ª ni la 2ª este año) es problema del entrenador. O no puede transmitir esa ambición a los jugadores o no sabe hacerlo. Y me parece normal, seguramente sabe muchísimo de futbol, pero si le escuchas hablar parece un orador de estos que dan charlas de motivación en las empresas.
    Si por ejemplo Simeone o Mouriño o don Joaquín Caparrós son un 10 en la escala de saber dar fuerza a una plantilla, Emery estaría en el 1 o 2 de esa escala. No tiene carisma ninguno.
    Pero bueno, la verdad es que Juande también era menos carismático que un búcaro, y sus declaraciones eran del estilo de el fútbol son 11 contra 11.
    Esperemos que en la próxima (Levante, no cuento tampoco con el Manzanares) se esté más acertado.
    Por cierto, las jugadas a balón parado son lo mejor de este año. Vale. Pero me gustaría saber qué pintan Rakitic y Reyes juntos cada vez que hay que sacar una falta o un corner. ¿Efecto sorpresa? ¿Se disputan a pare none el que saca? ¿Es que Reyes o Rakitic no tienen cabeza para pillar un remate aunque sea de casualidad?

    Me gusta

    • Pues sí, la verdad es que Emery, en mi opinión, se equivoca bastante. Yo le temo a los cambios que hace. Si es que los hace, porque ha habido partidos donde no ha agotado los tres cambios.

      Tampoco me gusta cuando un entrenador no es capaz de tener a todos los jugadores implicados. Ya se ha tenido que ir Rusescu –que creo que ha merecido jugar más de lo que ha jugado–, y seguramente se tendrá que ir también Bryan Rabello, pues el chileno necesita jugar para tener la posibilidad de ir al mundial. Y ahora parece que le ha tocado el turno a Jairo, que está pagando el pato por el buen partido de Reyes ante el Betis. Da lo mismo que Reyes no dé una a derechas, porque si Jairo no va ni convocado, no puede jugar.

      Afortunadamente, Emery ha sabido rectificar su cabezonaría táctica, pero lo que creo que ha sido fundamental para el ascenso del Sevilla en la tabla ha sido la vuelta de Carriço. El duo Carriço-Fazio lo está haciendo bastante bien. De hecho, una de las cosas que temo es que, con el regreso de Pareja, Emery se cargue esa defensa que está funcionando tan bien.

      En cuanto a lo de Reyes-Rakitic en las faltas, supongo que lo hará para confundir al rival, ya que hay más posibilidades tácticas en el lanzamiento. Aunque yo prefiero que sólo haya un jugador en el saque de la falta y que el otro vaya al remate o se quede retrasado para evitar un posible contragolpe.

      Un saludo.

      Me gusta

  2. Eso lo lleva Emery en la sangre y un equipo que sale sin ambicion y a empatar lo que suele pasar es que pierda y le marquen casi al final del partido como asi sucedio, suerte de que empato rapido porque la derrota estaba casi asegurada.

    Me gusta

    • Además, que se veía venir. Cuando un equipo perdona ocasiones de gol claras, siempre se piensa que el rival la va a colar, a la primera que tenga.

      Está claro que el partido del Sevilla en Elche fue muy mejorable, pero también es verdad que no tuvimos suerte en el partido, pues el Elche sólo tiró una vez entre los tres palos, que fue el gol. Eso no es habitual en un equipo que se pasea por la parte baja de la tabla. Y encima, el jugador que marcó el gol entró pocos minutos antes sustituyendo a un compañero lesionado. Que, a lo mejor, el entrenador ilicitano ni siquiera tenía pensado darle entrada.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s