Archivo diario: 28/10/2013

Sevilla FC 2 – Osasuna 1. Tres puntos vitales, a pesar de Emery

Parece que no se puede ver un partido tranquilo del Sevilla. Si llevamos dos goles de ventaja, nos empeñamos en dar facilidades al rival, aunque éste esté en inferioridad numérica, y nos complicamos, nosotros solos, el partido.

A mí esta mala costumbre que tiene el Sevilla, de dar vida a un rival un poquito menos que muerto, me parece injustificable, y me parece que es achacable a nuestro entrenador. En mi opinión, con un jugador más, y con ventaja en el marcador, si hubiéramos quitado a uno de los dos delanteros –ya no era imprescindible marcar– y hubiéramos reforzado el centro del campo, el partido se habría acabado ahí, pues Osasuna no habría podido crear, prácticamente, ninguna ocasión de gol y la posesión habría sido totalmente nuestra. Un rival tan limitado no habría podido salir al contragolpe como salió y habría tenido muchas menos ocasiones a balón parado. Por tanto, no sé qué pintaba Perotti en el partido, y mucho menos teniendo en cuenta lo poquito que aportó el argentino.

Por cierto, con 0-0 en el marcador, el Sevilla se dispuso a lanzar un córner y ningún jugador se quedó retrasado para buscar el posible rechace. Menos mal que el despeje de Osasuna fue para uno de los nuestros, que, si no, se plantan en nuestra área en tromba. Esos errores de concentración, o tácticos, o ambos, no pueden suceder. Y no es la primera vez que ocurren, sino que se han dado en más partidos. Por supuesto, también creo que es responsabilidad de Emery el corregir estos errores infantiles, aunque también hay que culpar a los jugadores, puesto que es de lógica que alguién tiene que quedarse esperando un posible rechace en un córner.

Hablando del partido en sí, la primera parte me pareció muy flojita, llena de imprecisiones que nos impidieron hacer ocasiones de gol. En la segunda parte, mejoramos bastante, y tras los goles de Rakitic y Jairo, debimos de tener un final de partido plácido y habernos centrado en mejorar nuestro goal-average. Tendrá que ser en otra ocasión, aunque si no hubiéramos tenido tan mala suerte con los postes, habría caído una goleada.

Para mí, el mejor del partido fue Carriço. Me gustó mucho su colocación y cómo saca el balón jugado, que es algo importantísimo. Aunque también lo hace bien en el centro del campo, creo que Carriço debe hacerse, tal y como están las circunstancias en la defensa, con un puesto titular como central.

En cuanto a M’Bia, dio una de cal y otra de arena. Por una parte, abarcó terreno, estuvo lleno de fuerza, robó balones, incluso asistió a Rakitic en el primer gol… Pero, por otra parte, perdió un par de balones en una zona muy comprometida que nos pudieron costar goles. Por suerte, enfrente estaba Osasuna y no otro equipo.

En la delantera no estuvimos finos. El partido de Gameiro fue decepcionante. Lo único que hizo bien fue forzar la expulsión de Damía –debió ser de Arribas pero el árbitro se equivocó–. Bacca estuvo algo mejor que el francés, pero tampoco hizo un gran partido. Y, por fin, debutó Rusescu. Buen detalle de Emery el darle unos minutos, aunque tal y como estaba el partido, quizás debió haberle dado más tiempo.

Y Rakitic estuvo en su nivel. Es decir, fue de los mejores. Ahora se presenta un partido que ni pintado para darle merecido descanso.

En el título del post decía que los tres puntos eran vitales. Esto lo digo porque, ya que somos incapaces de ganar fuera, tenemos que ganarlo todo en casa. Además, el próximo partido es en el Santiago Bernabéu, y ya sabemos lo que pasa allí: si juegas mal, te golean, y si juegas bien, te roban. No sé qué me sienta peor, pero lo que sí sé es que, dadas las dos opciones, es un partido idóneo para reservar jugadores.