Archivo diario: 26/08/2013

Levante 0 – Sevilla FC 0. Pudo ser peor.

Verdaderamente, cuesta trabajo pensar que el partido que hizo el Sevilla pudo empeorarse, pero así habría ocurrido si Beto no hubiera salvado dos ocasiones de gol, una de ellas a bocajarro, a falta de pocos minutos para el final.

La cuestión es que el partido de ayer ya lo hemos vivido en multitud de ocasiones la temporada pasada, y casi siempre acabaron en derrota. Por tanto, este punto conseguido, es un premio menor que hay que valorar en su justa medida, pues, siendo realistas, el equipo ofreció muy poquito sobre el césped para poder llevarse los tres.

El planteamiento que hizo Caparrós es exactamente el que se va a encontrar el Sevilla cuando se enfrente a equipos inferiores y que son conscientes de su inferioridad: líneas muy juntas, mucha presión y con la única intención de salir al contragolpe. El problema es que para superar este planteamiento la única manera es presionar tanto como ellos –no se hizo– y mover el balón en el centro del campo con rapidez y precisión –tampoco se hizo–. Esto último quizás es mucho pedir para un equipo que no está conjuntado, sencillamente porque prácticamente ha cambiado en su totalidad, y que en los próximos días va a cambiar aún más, con la llegada de M’Bia y la más que probable salida de Kondogbia.

Algunas cosas a destacar del partido de ayer:

– El árbitro. Por una vez, me ha sorprendido Fernando Teixeira. Creo que hizo un buen arbitraje. Quizás se pasó con las tarjetas amarillas contra los sevillistas y perdonó alguna al Levante –aunque seguramente un levantinista no opinaría igual–, pero en general estuvo bien y no se dejó influenciar por las contínuas protestas de los jugadores del Levante y su afición.

— La titularidad de Fernando Navarro y de Kevin Gameiro. Alberto Moreno es muchísimo mejor que Fernando Navarro y, por tanto, si está bien físicamente debe ser titular indiscutible, al menos hasta que no se lo lleve el Madrid, que es lo que anuncian desde la capital que va a pasar. Y en cuanto a Gameiro, no veo justo que juegue mientras no sea capaz de mejorar las prestaciones de Carlos Bacca. Ayer tuvo una ocasión clarísima de gol y definió como lo hubiera hecho cualquier aficionado, o incluso peor. Con el agravante de que él es internacional por Francia.

— La entrada de Kondogbia. Aunque mejoró el equipo desde que entró en el terreno de juego, me pregunto cuándo será el momento de Cristóforo. La cabeza de Kondogbia parece que está en otro sitio y creo que lo más sensato habría sido darle ya minutos al uruguayo.

— El gran partido de Fazio. El argentino fue clave para lograr algo que se nos escapaba la temporada anterior: el mantener nuestra portería a cero. Fazio hizo un partido muy completo, ganando todos los balones por alto y siendo un obstáculo insuperable para los jugadores rivales.

Es evidente que Emery aún tiene mucho que mejorar y que conjuntar.  El equipo tiene que cambiar muchísimo si queremos aspirar a algo, pero también está claro que un equipo no juega de memoria de un día para otro, sino que hace falta bastantes meses o incluso años. Se ha arriesgado mucho al cambiar una plantilla casi por completo, pero es un riesgo controlado, pues las nuevas incorporaciones son jugadores de calidad. Lo único que hace falta es paciencia, mucha paciencia. Por parte de todos.