Y las dos locomotoras descarrilaron

El nuevo lumbreras que ha llegado para presidir la LFP, el señor Tebas, definió a R. Madrid y Barcelona como dos locomotoras. Pues bien, las dos locomotoras han desarrilado. El Madrid, más o menos, lo hizo dignamente  en los diez últimos minutos del partido de vuelta, que sólo le sirvió para ahogarse en la orilla. Pero el Barcelona fue vapuleado en Munich y rematado sin misericordia en Barcelona, dejando un contundente 7-0 en el resultado global de la eliminatoria.

La exhibición de ayer del Bayern en el Camp Nou fue desde el principio hasta el final. Los alemanes fueron muy superiores tanto en el apartado físico como en el táctico, y el Barcelona se mostró impotente durante todo el partido. Messi fue un espectador más, ya que ni saltó al terreno de juego, y bien que lo notó su equipo. Si no está Messi, el Barcelona pierde muchísimo poder ofensivo. Normal, pues estamos hablando del mejor jugador del mundo.

Me dio la impresión de que el Barcelona no lo pasaba tan mal en su casa desde que ganó el Sevilla en el Nou Camp por 0-3, hace más de una década, y en Europa, desde el 0-3 que también le endosamos en Mónaco, en la Supercopa de Europa.

En mi opinión, la eliminación de los dos mastodontes del fútbol español de la Champions League es una buena noticia para todos los que deseamos tener una liga justa. Es la demostración de que el modelo de fútbol en España se ha quedado muy atrasado con respecto al modelo alemán. Es la evidencia de que el camino no debe ser que dos clubes roben dinero a los demás y construyan superequipos que le permiten pasearse por la liga sin problemas, de forma que el campeonato se decida en los dos enfrentamientos entre ellos, o incluso antes.

Pero, claro, estos dos superequipos luego tienen que ir a Europa y se encuentran con un serio problema: tienen que enfrentarse a equipos que también están plagados de buenos jugadores y, además, están acostumbrados a campeonatos más igualados y competitivos. La falta de competitividad que Barcelona y Madrid tienen en España les está haciendo mucho daño en Europa. Y si añadimos que en Europa no tienen tratos de favor arbitrales, ni de los comités disciplinarios, pues el batacazo casi está asegurado.

También es cierto que habrá algún que otro corto de miras que piense que la solución es que Madrid y Barcelona roben  aún más dinero, para derrocharlo en carísimos fichajes. No me extrañaría, teniendo en cuenta la calaña de los que mandan en nuestro fútbol. Después de todo, no hay más ciego que el que no quiere ver. Ojalá a alguno de estos mandamases le dé por cavilar un poquito y sea capaz de ver que el modelo actual del fútbol español es erróneo. Soy pesimista, tremendamente pesimista, pero dicen que la esperanza es lo último que se pierde.

Mientras tanto, los amantes del fútbol, afortunadamente, podremos deleitarnos con una final de Champions Bayern-Borussia, donde el primero es claro favorito, por la enorme fortaleza que está mostrando en todos los sentidos. A priori, la final del día 25 lo tiene todo para que sea un partido espectacular: intensidad, derroche físico, calidad de los jugadores…

Mi agradecimiento eterno a estos dos grandes equipos que nos han librado de una final de Champions Madrid-Barcelona. Nos han evitado 24 días de machaqueo continuo de unos medios de comunicación que no habrían parado de hablar del partido de todos los siglos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s