No salen las cuentas

Intento ser optimista y creer que aún es posible que la temporada no acabe en fracaso y logremos clasificarnos para jugar competición europea la próxima temporada, pero si vemos lo que ha hecho el Sevilla hasta el día de hoy, lo cierto es que más nos vale que seamos realistas y no esperemos milagros. Milagro que, según un diario sevillano, se daría ganando ocho partidos de once posibles. Y verdaderamente sería un milagro, y de los gordos, porque las cifras de este Sevilla son demoledoras, sobre todo como visitante:

– 7 puntos de 42 posibles fuera del Ramón Sánchez Pizjuán. Números de descenso. Afortunadamente, en nuestro estadio nos transformamos, porque si no, tendríamos asegurado jugar en Segunda. Esto no es casualidad, se da por algo. Ya sea por falta de calidad, falta de ambición o mentalidad. O por todo junto, porque ese 7 de 42 es tan contundente que lleva a pensar que el problema no es baladí.

– Sólo 10 victorias en 27 partidos disputados. ¿Cómo se pretende ganar 8 de 11? ¿De buenas a primeras se va a hacer ahora algo que no se ha hecho en toda la temporada? Nunca hemos ganado tres partidos consecutivos, y eso tampoco es por casualidad.

– Sólo se ha dejado la puerta a cero en seis partidos. Y tres de ellos fueron en las cinco primeras jornadas. Es decir, en las últimas 22 jornadas sólo hemos sido capaces de mantener nuestra puerta imbatida en tres ocasiones. Este dato es tremendamente preocupante y deja muy mal parada a nuestra defensa. Así es casi imposible, sobre todo porque tampoco es que destaquemos por nuestra capacidad goleadora.

El único dato positivo es que los puestos de privilegio están a sólo siete puntos –seis si no le levantan la sanción al Málaga–, y, teóricamente, no es una diferencia insalvable. El problema es que después en la práctica, con los datos encima de la mesa, parece poco menos que imposible el que se dé un giro de 180 grados a la mala trayectoria que estamos llevando esta temporada.

Mucho tenemos que cambiar, y quizás tampoco se hayan dado los pasos para ello. No se ha hizo una buena planificación en pretemporada y tampoco hemos sido capaces de corregir los errores en el mercado invernal. Y no sólo eso, sino que hemos vuelto a tropezar en la misma piedra:  el mercado invernal no ha servido para reforzarnos, sino para debilitarnos. Hemos vuelto a vender a nuestro mejor central, Spahic, tal y como hicimos en su día con Cáceres. En aquella ocasión nos quedamos a las puertas de Europa. En esta, llevamos el mismo camino.

Anuncios

Una respuesta a “No salen las cuentas

  1. Lo unico que hay que hacer es rezar para que la racha en casa no se corte porque sino el equipo se va a segunda de cabeza

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s