Queremos aprobar el curso sin hacer los deberes

Pasan los días, cambiamos de año, y seguimos sin solucionar uno de los graves problemas que tenemos: el tema Biris. Los deberes que teníamos la obligación de hacer en Navidad siguen sin hacerse.

Quede claro que no entiendo, ni entenderá nunca, la actitud de los Biris de tirarse piedras contra su propio tejado, pero la falta de comunion grada-equipo es un problema serio, al que hay que encontrar una solución más pronto que tarde, por el bien de todos.

Parece que en las altas instancias no se dan cuenta de que estamos muy mal clasificados en la tabla, hasta el punto de que estamos sólo a cuatro puntos del descenso, y tras los últimos partidos disputados, el equipo sigue sin mostrar indicios de recuperación.

El equipo hace aguas por muchos sitios –últimamente, incluído el banquillo–, y para que no se hunda el barco tenemos que remar todos en la misma dirección. Por este motivo creo que es fundamental que, de una vez por todas, se solucione el enfrentamiento con los Biris y volvamos a tener un estadio que ruja y atemorice a nuestros rivales.

No me puedo creer que estemos a las puertas de un partido importantísimo contra Osasuna y aún no se haya hecho nada para conseguir que llegue la normalidad a la grada de nuestro estadio. Es decir, que el equipo sienta el apoyo incondicional de la grada, que sienta su aliento desde el principio al final, sea cual sea nuestro objetivo esta temporada. Y, por supuesto, también lo tienen que sentir tanto el equipo rival como el árbitro.

Porque no hay que olvidar que el Osasuna es un rival directo. Es triste, pero, desgraciadamente, es así. Y si nos gana el sábado, que esperemos que no, ya será un rival directísimo.

Sin embargo, esta mañana me he quedado bastante sorprendido al oír que en Sevilla FC radio consideraban al Valencia un rival directo. Ojalá fuera así, pero yo pienso que mientras no solucionemos los serios problemas que tenemos en defensa y en ataque, sólo podemos aspirar a no descender. Y creo que no estoy siendo alarmista cuando afirmo esto, sino bastante lógico, pues un equipo que encaja muchos goles y tiene dificultades para marcarlos, lo más normal es que acabe desenvolviéndose por la parte baja de la tabla.

Aún hay mucho tiempo por delante y quedan muchos puntos por disputar, por lo que cualquier objetivo aún es posible. Pero ahora mismo el Valencia está cinco puntos por arriba y el Osasuna cinco puntos por debajo, y dadas las circunstancias que se están dando –frágil defensa, poco poder ofensivo, ambiente en el estadio, errores arbitrales, mala fortuna, entrenador perdiendo los papeles, problemas económicos que pueden llevar a debilitar el equipo…–, yo me inclino a pensar que son los navarros de Osasuna el verdadero rival directo. Guste o no guste. Y mal haríamos si no nos damos todos cuenta de ello.

Si al equipo le da por cambiar y subimos en la tabla como la espuma, yo seré el primero en ser más positivo, pero, hoy por hoy, no encuentro razones para pensar de manera diferente.

Anuncios

Una respuesta a “Queremos aprobar el curso sin hacer los deberes

  1. El final se acerca hay que empezar de 0 desde segunda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s