Archivo diario: 22/10/2012

El partido de los nombres

En el importantísimo partido que esta noche disputará el Sevilla con el Mallorca, donde nos jugamos el meternos en posiciones europeas o el seguir fuera de ellas, sobresalen muchos nombres. A saber:

– Andrés Palop. Hoy ha cumplido, nada más y nada menos que 39 años. Se ha recuperado a tiempo de su lesión en el dedo y, salvo sorpresa, será el guardameta titular.

– Diego Perotti. Parecía que no iba a llegar nunca el día, pero por fin ya vuelve el argentino a la lista de convocados. Si alcanza una buena forma física y va cogiendo el tono que dan los partidos,  puede ser un jugador importante; al menos en la faceta ofensiva, porque defender no es que defienda mucho.

– Federico Fazio. Míchel ha anunciado que será titular, es de suponer que sustituyendo a Alberto Botía. Esperemos que tenga uno de esos partidos buenos donde lo hace todo perfecto, sin ninguna desaplicación, como decía Cantattore. Han habido pocos, pero los ha habido.

– Joaquín Caparrós. Tan sevillista como ninguno, pero entrena al enemigo. Será bien recibido, como siempre.

– Giovani Dos Santos. El mejicano podría haber continuado lesionado una semanita más, pero no. Resulta que puede debutar hoy, ante una afición a la que le habría encantado que fichara por el Sevilla. Pero estará enfrente. Mal asunto. Probablemente no saldrá de inicio, a no ser que Caparrós venga con ideas muy ofensivas y se atreva a alinearlo junto a Hemed.

– Alejandro Alfaro y Pep Martín. Hijos pródigos que vuelven a su casa. Esperemos que se comporten y no agüen la fiesta.

– Tomer Hemed. El internacional israelí, ex Maccabi Haifa, es la principal baza ofensiva del Mallorca. Además, va muy bien por alto, y eso, unido a que jugará Fazio, lo convierte en un verdadero peligro.

Y por último, hay otros dos protagonistas, pero por ausencia:

– José Antonio Reyes. Ya no va ni convocado. El utrerano va de mal en peor. Curiosamente, si hay alguien capaz de hacerle entrar en vereda, ése es precisamente el entrenador visitante: su paisano Joaquín Caparrós. Le hizo debutar y, probablemente, sea quien mejor le conoce.

– Gary Medel. Es increíble lo de Gary, pero se va a llevar un mes sin jugar, por culpa del teatrero de Cesc Fábregas, del mal árbitro Mateu Lahoz  y de los diversos comités, a cual más incompetente, que se suponen deben impartir justicia en nuestra liga.

Partido con muchos protagonistas, de muchos nombres, pero partido que hay que ganar si queremos meter la cabeza en posiciones de Europa League. Porque, por ahora, dado el paso que están marcando algunos equipos, los puestos Champions parecen inaccesibles.

Reyes no cuenta para nada

Sorprendió ayer Míchel al no convocar siquiera a José Antonio Reyes. Todos sabemos que el utrerano está mal, pero lo que no sabíamos es que estuviera tan mal como para ni estar en el banquillo de suplentes, máxime cuando hay un hueco en la banda izquierda que rellenar y él era uno de los aspirantes al puesto.

Me da la impresión de que la decisión de Míchel va a traer consecuencias. O se carga a Reyes o lo recupera. Porque lo de ayer no puede considerarse ya un toque de atención, ni un “palito”, sino que es un estocazo o estacazo, lo que se prefiera, en toda regla. Ahora todo depende de Reyes, pues Míchel no es que haya sido claro, sino que ha sido todo lo contundente que se puede ser.

Nuestro técnico se ha propuesto recuperar a Reyes, pues sabe que es un jugador que, por su calidad técnica, puede decantar partidos. El problema es que tiene tanta calidad como apatía, y hay que hacerle ver que tanto el club como la afición han apostado fuerte por él.

Aunque Reyes esté ya en el declive de su carrera, tras haber pasado por varios de los mejores equipos del mundo, aún puede ofrecer alguna que otra temporada a buen nivel. Ha cumplido hace poco 29 años y no ha tenido lesiones importantes. Aún no está acabado. De hecho, hay por ahí un buen puñado de jugadores que están compitiendo y ofreciendo un buen rendimiento con bastante más edad que el utrerano. Sin ir más lejos, en el sorprendente Levante tenemos varios ejemplos, o en el rival de esta noche, el Mallorca, que cuenta con el incombustible Pep Martí (37 años).

No hace mucho, Reyes decía en la televisión del club que estaba seguro de que la afición volvería a vibrar con él. Lo estamos deseando, pero parece que tendremos que esperar para verlo. Si es que lo vemos.