El penalti de Negredo

El Sevilla-Levante era otra final, otro partido vital de los tantísimos que nos hemos encontrado en esta temporada que se me está haciendo interminable. Y se volvió a desaprovechar la ocasión de dar un paso firme hacia conseguir plaza europea e incluso de tener opciones para plaza de Champions.

El Sevilla fue bastante superior al Levante, pero el equipo valenciano también tuvo sus opciones claras de gol, como las dos que tuvo Koné y que, por fortuna, desaprovechó, o la que salió rozando el poste, a disparo de Barkero. Me llamó la atención lo poco vigilado que estuvo el guipuzcoano, bastante libre de marca, cuando el Levante se mueve al ritmo que marca él. Además, asistó a Koné en la jugada del empate. El marfileño se desmarcó muy bien, finalizando con tiro fuerte y colocado al que no pudo responder Varas.

Pero el momento decisivo, evidentemente, fue el penalti a nuestro favor, cuando quedaban apenas unos minutos para el final del partido. De haber sido gol, casi con toda seguridad habríamos ganado el partido, porque, prácticamente, no había tiempo para más.

Se me vino el alma al suelo cuando vi que el lanzador iba a ser Negredo. Verdaderamente, no sé por qué suele ser el vallecano, en ausencia de Kanouté, el encargado de lanzar los penaltis, porque, desde mi punto de vista, no los tira nada bien. No me da confianza ni cómo encara el balón para su golpeo. La mayoría de los lanzadores de penaltis, en el momento de lanzarlos, se sitúan a la derecha o izquierda del balón, según sean zurdos o diestros, con la finalidad de ocultar hasta el último momento hacia dónde va a ir dirigido el lanzamiento y para poder darle con más fuerza y precisión. Del mismo modo ocurre en los lanzamientos de faltas. Si el lanzador no se escora es que va a tirar a romper. El lanzamiento de Negredo no pudo ser peor: a media altura y casi por el centro. Negredo no me parece un especialista en el arte de lanzar penaltis, como lo pueden ser Kanouté o Reyes. Precisamente, el utrerano es el jugador que yo creo que debió lanzar el penalti, pues recuerdo, de su anterior etapa sevillista, que los lanzaba con una gran seguridad y efectividad.

Lanzar un penalti parece fácil, pero no es así. Un buen lanzador tiene que estar muy concentrado y seguro de sí mismo. Es un mano a mano entre portero y lanzador, donde el portero siempre tiene las de ganar, recayendo la presión en el lanzador. Si es gol, no pasará nada, puesto que es lo normal. La clave está en intentar engañar al guardameta, que siempre intentará leer en los movimientos del lanzador hacia dónde dirigirá el disparo. Un buen penalti, en todo caso, debe lanzarse fuerte y ajustado, a ser posible raso o a la escuadra. Si va a media altura, lógicamente, el portero tendrá más posibilidades de pararlo.

Quizás merecimos mejor resultado, pero, lamentablemente, se fallaron las ocasiones de gol que tuvimos y volaron dos puntos que, a buen seguro, serán decisivos a final de liga. Sólo espero que el próximo penalti, si es que lo hay, no lo lance Negredo. Verdaderamente, me cuesta trabajo creer que sea él nuestro mejor lanzador. Y lo peor es que fallar un penalti siempre deja con un bajón de moral tremendo tanto al lanzador como a sus compañeros, ya que se considera que un penalti siempre debe acabar en gol.

Entrando a valorar la actuación de algunos jugadores, me gustó mucho el partido tan completo que hizo Trochowski, que distribuyó bastante bien el juego. Por contra, no entendí que entrara Reyes, porque mostró que está en muy baja forma y falto de velocidad, y se arriesgó innecesariamente con su entrada, ya que ha adelantado los plazos de su recuperación. El utrerano no mejoró a Luna y podría haber recaído de su lesión. De haber sido así, probablemente, lo habríamos perdido para el resto del campeonato. Sin embargo, eché en falta la entrada de Babá, que bien podría haber entrado por un Manu Del Moral que estuvo negado toda la noche, o incluso por Luna, pasando Del Moral a banda.

También me gustó mucho el canario Deivid, que además de mostrarse muy seguro y de no tener problemas en defensa, dio rápida salida al balón. Seguramente, dispondrá de más minutos por la baja de Escudé para lo que queda de temporada.

Restan cuatro partidos, y uno de ellos no sólo es casi imposible de ganar, sino que, además, lo normal es que nos sitúe con el goal-average en negativo. Así que muy bien lo tendremos que hacer en los tres últimos partidos para conseguir una plaza europea que nos ha estado evitando durante gran parte de la temporada.

Anuncios

4 Respuestas a “El penalti de Negredo

  1. En cuanto al penalti poco o nada mas que decir a lo que has dicho,solo y por añadir algo en favor de Negredo,me parece valiente hacer lo que hizo y en el momento que lo hizo,luego o te cubres de gloria o ya se sabe,mas que nada por lo que dices de que lo normal es que acabe en gol,de todas formas tendria que haber lanzadores habituales en el equipo,dos o tres y por un orden establlecido,esas cosas son cosas que el entrenador debe de tener muy en cuenta y no dejar al azar,no sé si esto se entrena o se prepara,lo que si sé es que este año penaltis nos han pitado a favor solo ese,lo que dice mucho también de poner en practica el entrenar eso o no,en fin que son dos puntos menos que a la postre pueden dejarnos fuera de Europa porque de momento el domingo me da a mi que vendremos escaldados de Madrid,lo mismo esto del fútbol y sus xcaprichos dan por sorprendernos a todos,ojalá.

    Un abrazo hermano.

    Me gusta

    • Por supuesto, hay que agradecerle a Negredo el querer tirar el penalti. Para eso hay que tener personalidad. El problema es que quizás no sea el más adecuado para lanzarlo. Cuando lanzan Kanouté o Reyes, yo estoy tranquilo, porque sé que será gol, casi con toda seguridad. Y con Negredo me ocurre lo contrario, pues sé que hay muchas posibilidades de que falle.

      Por otro lado, ganar en Madrid no sería una sorpresa, sería un auténtico milagro. Las diferencias entre uno y otro equipo son abismales y además juegan en casa, y si tiene que echar una manita el árbitro, la echará. De eso no te quepa duda.

      Lo dicho, un milagro.

      Un saludo.

      Me gusta

  2. Trochowski también es un extraordinario lanzador.

    Yo creo que el Sevilla mereció más. Tuvimos muy mala suerte. No es que nos alejemos de Europa por mala suerte, sino que en este partido tuvimos mala suerte. El Sevilla fue superior a ese Levante echado atrás jugando al más puro estilo Catenaccio. Todos atrás, un jugador con un poco de calidad (Barkero) Y un buen rematador (Koné, manda huevos) que alguna caza.

    Ese remate de Del Moral que no entró por milímetros es tremendo. Y un penalty fallado es para tirarse de los pelos. Yo pensé exactamente lo mismo que tú cuando vi que lo tiraba Negredo. A mí me gusta mirar el gesto de los tiradores antes de lanzar. No me suelo equivocar cuando digo si los fallan o no. Y sabía que Negredo lo fallaba. Lo sabía.

    En fin, que pase el trago del Bernabéu lo antes posible y a ver qué tal quedamos después de esa jornada.

    Un saludo.

    Me gusta

    • Lo que me mosquea del Bernabéu es que jueguen Navas y Negredo. A ver si con las tonterías le van a enseñar una tarjeta y son baja por sanción para el próximo partido.

      En un partido así, donde no hay nada que ganar –hay que ser realistas– es absurdo arriesgar jugadores importantes.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s