Archivo mensual: marzo 2012

La situación de Romaric

Interesante noticia la publicada en Sport en el día de hoy.

La alta ficha de Romaric puede ser un inconveniente para que continúe en el Español. En cualquier caso, y en lo que atañe al Sevilla, parece que el club ha acertado con su cesión, puesto que Romaric se ha revalorizado y, además,  hemos ahorrado dinero por su ficha.

Parece que llevamos todas las de ganar en este asunto, bien porque Romaric nos sirva para abaratar el fichaje de Márquez o bien porque nos desprendamos definitivamente de un jugador del que se esperaba mucho más. La calidad de Romaric es indiscutible, pero en el fútbol moderno hace falta algo más que calidad para triunfar, y más aún en un club de primer nivel.

Esperemos acontecimientos.

Del perfil de Medel

Me alegró escuchar de boca de Victor Orta que el Sevilla está buscando otro jugador del perfil de Medel.

Ya, en su momento, di mi opinión sobre la importancia del jugador chileno en el Sevilla. Creo que Medel es la pieza fundamental que debe servir de base al nuevo Sevilla, al Sevilla que vuelva a tener fundamentos para volver a conseguir títulos. No obstante, me llama la atención que los medios de comunicación consideren a Medel un jugador de perfil defensivo. En cierto modo es así, pero más que nada por la situación que ocupa en el campo. Porque, dadas las cualidades del jugador, podría desenvolverse por la zona del campo que él quiera. Precisamente, por eso la Secretaría Técnica está buscando un jugador de su perfil. Porque Medel es un jugador todoterreno, capaz de defender y atacar con eficiencia,  y es agresivo e inteligente en el terreno de juego.

También parece que se ha tomado nota de la evidente carencia ofensiva de esta temporada y se está buscando un delantero, posiblemente el sustituto de Kanouté. No podemos depender de que Negredo esté en racha o no. Lamentablemente, el vallecano se está mostrando muy irregular, y ésa es una de las razones de que ahora mismo no estemos en puestos de Europa League. Y Kanouté, desgraciadamente, porque los años no perdonan, ni siquiera al gigante maliense, cada vez aporta menos. Para volver a estar entre los mejores de Europa, tendremos que ser capaces de volver a conformar una delantera letal.

Y, por último, creo que es igual de necesaria la contratación de un central de categoría, como era Javi Navarro, o como es el francés Rami, del Valencia. Y es que los partidos se empiezan a ganar desde la defensa. Spahic y Fazio son capaces de lo mejor, pero también de lo peor. Han hecho grandes partidos, pero ¿cuántos puntos se nos han ido por errores absurdos? Tampoco hay que olvidar que Escudé está en plena decadencia, y posiblemente sea nuestro central más vulnerable.

La guinda al pastel sería un lateral derecho en condiciones. No ya como Alves, porque como ése no hay ninguno, pero sí alguien que defienda bien y tenga calidad y físico como para incorporarse con peligro al ataque. Me gustaría tener la confianza que tiene Victor Orta en Coke, pero por ahora este jugador no me ha dado motivos para ello.

Confío en que Monchi y su equipo acierten este verano, porque de ello dependerá que volvamos a ser grandes o no. Hay que ir mejorando progresivamente al equipo, que es precisamente lo contrario de lo que se ha ido haciendo en las últimas temporadas, sobre todo en esta última. Si se pudo hacer en su día un equipazo, está claro que se puede volver a hacer. Es muy complicado, pero es posible. Y, desde luego, casi con toda probabilidad, no será de un año para otro. Empecemos por tener para la temporada 2012-2013 una plantilla más equilibrada y más competitiva. A partir de ahí, paso a paso se va lejos.

Todos quieren al mismo

Se trata de Burak Yilmaz, delantero del Trabzonspor turco. Es un jugador internacional por su país, de 26 años, 1’88 metros de altura, y lleva anotados 31 goles en 28 partidos.  Un jugador joven que aúna fortaleza, técnica y gol. Así que no es de extrañar que haya llamado la atención del Sevilla. Del Sevilla y de media Europa.

Ya ha salido en prensa el interés de Ajax de Amsterdam, Milán, Borussia Dormunt, Villarreal, Español, Málaga, Atlético de Madrid, y el último en sumarse es el Arsenal.  Y los que saldrán de aquí al verano.

Parece ser que, por ahora, es el equipo londinense el que más atrae a Yilmaz. Lo que está claro es que para optar a conseguir jugadores tan codiciados es necesario tener el reclamo de jugar en la Champions League. Y eso, salvo milagro, no se conseguirá esta temporada. Aparte de que muchos de nuestros teóricos rivales en la puja son económicamente poderosos, lo cual haría el fichaje del turco muy complicado de realizar.

Por tanto, si Monchi consigue ficharlo, es para sacarlo a hombros. Claro que después estaría por ver si triunfa en España, porque no es lo mismo la liga turca que la española.

No sé qué habrá de cierto en el interés del Sevilla por este jugador, pero, ya de por sí, sería una buena noticia que se esté buscando un delantero. Espero que se haya aprendido la lección y que la casi segura baja de Kanouté se cubra con un delantero del mejor nivel posible, aunque ni siquiera haya clasificación europea.

Tropezar dos veces en la misma piedra sería imperdonable.

Otras maneras

Segunda victoria consecutiva fuera de casa, y de nuevo por 0-3. El Granada no lo puso fácil, ya que el partido fue muy disputado e intenso, y al final nos lo llevamos porque tuvimos más acierto. No obstante, fallamos muchas ocasiones claras de gol, pero con la fortuna de que al Granada le dio por hacer lo mismo.

El Sevilla salió muy mentalizado para llevarse los tres puntos, creando ocasiones por la calidad de Navas, Reyes y Negredo. Me alegra volver a hablar bien de Negredo, porque si él no está acertado, será imposible que consigamos nuestro objetivo. Ayer tuvo un papel fundamental, y aunque falló un gol de manera inexplicable que le sirvió Reyes en bandeja, también es cierto que marcó el primer gol, dio la asistencia a Del Moral en el segundo, tiró una vaselina al larguero, y asistió magistralmente, de tacón, a Rakitic, en el que pudo ser el mejor gol del partido.

La clave del partido estuvo en ese segundo gol, que fue un mazazo para nuestro rival. Al inicio del segundo período, estábamos totalmente a la deriva, sin enterarnos de nada, a merced del Granada, que llegaba una y otra vez a nuestra portería con muchísimo peligro, rozando el empate en varias ocasiones. Hasta que, en una contra, entre Manu y Negredo se fabricaron el segundo gol. Gol que fue un zarpazo a la moral granadina y que dejaba muy encarrilado el encuentro.

Ahora se le ve al equipo otras maneras, y aunque sigue fallando muchas ocasiones de gol, al menos, sabe aprovechar un porcentaje aceptable de ellas.

El equipo sigue teniendo fortaleza defensiva, que es algo difícil de entender para mí, dado el pobre nivel que están ofreciendo Coke y Escudé esta temporada. Fazio y Navarro, por contra, ayer hicieron un partido bastante completo. Pero, sobre todo, el que nos sacó las castañas del fuego fue Andrés Palop. Algunas de sus intervenciones fueron prodigiosas. Ahora está en un estado de forma magnífico, y eso es una muy buena noticia, porque su puesto es el más importante del equipo.

En el centro, Trochowski ofrece más garra que Rakitic y está distribuyendo bastante bien el juego. Aún le falta gol, pero si al alemán le unimos al siempre eficiente Medel y las bandas de calidad que tenemos, nos encontramos un centro del campo más compensado que el que teníamos con el frío e indolente Rakitic. Mucho tendrá que mejorar el croata si quiere volver a ganarse una plaza de titular.

Y arriba, Negredo volvió a sumar y no a restar, como ha hecho durante demasiadas jornadas. Además, Del Moral está viendo puerta con facilidad. Curioso el caso del jiennense, que es capaz de lo mejor y de lo peor. Pero mientras siga marcando los goles a pares, nadie le podrá reprochar nada.

Y también ha cambiado el banquillo. Ahora se hacen los cambios con sentido y en su momento. Y, lo que es más importante, se tiene otra filosofía de juego y otra mentalidad.

En definitiva, el equipo ha cambiado bastante en varios aspectos. Incluso la suerte parece que ahora está de nuestro lado. La cuestión es si nos dará tiempo para conseguir plaza europea. De seguir así, sin ninguna duda conseguiremos nuestro objetivo, pero el problema es que podemos fallar muy poco.

El próximo rival será el Mallorca de Caparrós. Si conseguimos la victoria, será la primera vez que ganemos tres veces de manera consecutiva. Rival complicado, porque siempre se nos da mal y porque ha mejorado mucho de la mano del utrerano. Y partido importantísimo, porque en el horizonte se vislumbra un apasionante y complicadísimo Ahtletic-Sevilla, a donde tenemos que llegar en las mejores condiciones posibles.

El Lunes Santo –vaya diíta– tenemos que estar con el equipo. No habrá lleno, porque es un día muy señalado, pero deberá haber una buena entrada. Ahora no puede fallar ni el Sevilla, ni la afición.

No será tan fácil como en Santander

El Sevilla está obligado a conseguir los tres puntos que estarán en juego esta noche, en Los Cármenes, si queremos seguir optando a puestos europeos. De no conseguirlo, los siete puntos que nos distancian de Osasuna parecerían una distancia insalvable.

Para ganar tendremos que hacer un buen partido, ya que nos enfrentaremos a un Granada que hace muy poquito le puso las cosas muy complicadas al Barcelona en el Nou Camp.

Muchos pensarán que el Granada es un equipo candidato al descenso y que lo normal es que haya goleada, como contra el Racing. Pero ni mucho menos será así. En realidad, no nos enfrentamos al Granada, sino al filial del Udinese, que es propietario de muchos jugadores del Granada –pagando en algunos casos sus fichas– e incluso tienen el mismo dueño.

El Granada tiene más recursos y calidad que el Racing. En el centro del campo nos enfrentaremos al exsevillista Abel  y a Dani Benítez, que es muy rápido por su banda. Ambos son bastante peligrosos a balón parado. Además, también cuenta con delanteros habilidosos, como los nigerianos Inghalo y Uche, o Geijo, que ya nos marcó en la primera vuelta. Y en defensa, están haciendo muy buena temporada el central Diego Mainz y el lateral brasileño Siqueira.

Nuestro rival contará con las siguientes bajas: Diakhaté, Yebda, Fran Rico y Jaime Romero, por lesión, y Carlos Martins, por sanción. Nosotros no podremos contar con Perotti, Spahic y Campaña.

Los granadinos están a seis puntos del descenso y, aunque es improbable que bajen a Segunda, tampoco pueden confiarse. Si a eso le sumamos el empuje de la grada, que ven sus enfrentamientos con el Sevilla como un partido especial, es de esperar que el partido sea bastante intenso. Y ante un partido intenso, la solución es concentración –como pide Míchel– y, sobre todo, tener tanta intensidad como el rival. Si no es así, mal lo vamos a tener para ganar el partido, que es lo único que nos vale.

A ver cómo se porta el árbitro de turno, que en esta ocasión es el repeinado Muñíz Fernández. Este elemento suele maltratarnos de mala manera, pero resulta que en Granada tampoco han gustado nada sus actuaciones.

Iturralde González abandona el arbitraje

Magnífica noticia para el fútbol. Iturralde ha decidido adelantar su retirada del arbitraje, por una lesión y por discrepancias con el Comité Técnico de Árbitros.

Se retira un mal árbitro, prepotente como ninguno, al que todos los sevillistas recordaremos por habernos birlado la posibilidad de ganar un título de liga.

¿Qué harían si estuvieran en nuestro lugar?

Eso me he preguntado cuando he leído la noticia que publica El País, titulado Una “manada” en El Madrigal. El artículo no tiene desperdicio.

O sea, el Real Madrid se ve perjudicado, a pesar de que el árbitro no vio –o no quiso ver, cualquiera sabe–  el clarísimo agarrón, dentro del área, de Arbeloa a Nilmar, que podría haber supuesto el 1-0, y de que Ramos sólo ve tarjeta amarilla –era la segunda–, por su agresión al jugador del Villarreal. Hacía tiempo que no veía una entrada tan dura como la del camero. Entrada de 3 en 1, como el famoso lubricante. Lo hace rápido, pero en la repetición se ve que le da, en primer lugar, una patada, después un rodillazo y finaliza con un codazo en la cara. Más propio de un experto en artes marciales que de un futbolista. Y sólo vio la amarilla.

Tengo que admitir que no vi el partido, pero me cuentan que el árbitro perdonó la expulsión a Lass, y por eso fue sustituido por Callejón.

Con todo esto, los muchachos del Madrid hablan de escándalo y se quejan del árbitro. Para reírse o para llorar, según el caso. Ya hay que tener poca vergüenza.

Lo dicho, ¿qué espectáculo montarían esta gente si tuvieran que soportar alguno de los arbitrajes que hemos tenido esta temporada?