Todo sigue igual

Llevo seis días sin Internet –para mí, una eternidad–, por culpa de los ineptos de Vodafone, pero en mi primer post tras mi apagón internauta, tengo que lamentarme de que el cambio de año no haya servido para mejorar, sino más bien al contrario. Vamos empeorando, de tal manera que ya no sé si hemos tocado fondo. En cualquier caso, si no lo hemos hecho, nos queda poco, muy poco.

Ayer por la mañana me sentaba delante del televisor, esperanzado en ver un cambio, ya con Reyes de titular, y a mi equipo ganar tres puntos que se me antojaban fundamentales. La esperanza se me esfumó al transcurrir los pocos segundos que tarde en leer la alineación. Para mi desesperación, Marcelino volvía a contar con Fazio en el centro del campo y con Escudé de central, dejando a Medel y Cáceres en el banquillo. Precisamente, los dos primeros fueron los protagonistas de los dos goles del Rayo.

Fazio fue para mí el principal culpable del primer gol –a no ser que Varas no anunciara su salida–, ya que, ante un balón que era claramente para el guardameta, el argentino salta, tal y como lo haría un delantero rival para entorpecer la salida del portero. La diferencia es que este salto, al ser un defensa propio, coge de sorpresa a Varas, que no es capaz de hacerse con el balón ni de reaccionar a última hora, despejando de puños.

Y el segundo gol, ya lo he visto muchas veces. Incomprensiblemente, Escudé se despista y queda aislado, muy lejos del resto de defensas, y además pierde de vista a Tamudo, que está a su espalda y separado de él varios metros. Demasiadas facilidades para el ex-españolista, que es perro viejo y aprovechó el regalo. Es habitual que el francés descuide lo que ocurre a su espalda, cuando un buen defensa tiene que tener ojos en la nuca.

No sé qué tiene que pasar para que Marcelino se dé cuenta, de una vez por todas, de que en plantilla tiene mejores jugadores que Fazio y Escudé y que estos sólo deben jugar en caso de emergencia. Me da la impresión de que Marcelino y, por consiguiente, el equipo,  están perdidos, desorientados. Las últimas actuaciones no hay por donde cogerlas, y, en mi opinión, se hacen evidentes tres defectos graves, o más bien gravísimos del equipo:

En defensa no hay ni orden, ni contundencia, ni, por lo que parece, concentración. Llevamos encajados tres goles de chiste, tan ridículos que parecen más propios de jugadores aficionados que de profesionales. Uno ve los goles que nos hacen en el Levante-Sevilla, Valencia-Sevilla y Rayo-Sevilla y se le cae el alma al suelo.

En el centro del campo, siguen los problemas tremendos de creación de juego, ayer agravados por la baja de Navas y por la inoperancia en la distribución de juego de Fazio. Influye también mucho la baja forma de Rakitic y Trochowski. El único que se salvó ayer fue Reyes, que para mí fue el mejor del partido.

Y arriba seguimos gafados y sin gol. Dependemos demasiado de Negredo, quien lleva una racha verdaderamente calamitosa. Aparece poco, y, cuando lo hace, es para fallar ocasiones de gol. Kanouté ya no es el mismo, aunque sigue sacando las castañas del fuego de vez en cuando.

 Cometiendo errores importantes en las tres líneas y desde el banquillo, difícil veo que nos clasifiquemos para Europa. Tenemos que cambiar mucho para que la temporada no acabe en desastre, porque, si no somos capaces de ganar a equipos tan inferiores como Levante y Rayo Vallecano, lo tenemos crudo.

Contra el Español de nuevo sólo vale la victoria. Una derrota nos podría meter de lleno, y merecidamente, en tierra de nadie. A estas alturas me parece increíble que sólo llevemos 24 puntos de 54 posibles, y más increíble aún que, a pesar de eso, sólo estemos a un punto de la zona europea. Esto sólo se puede interpretar como un claro síntoma de la mediocridad del Sevilla y, sobre todo, de la Liga española.

Anuncios

Una respuesta a “Todo sigue igual

  1. Llevo diciendo hace mucho tiempo que MARCELINO es un entrenador inepto para el Sevilla y que le viene grande y jornada tras jornada me lo confirma,mientras siga en el cargo el entrenador es lo peor que le puede pasar al club que lo tiene inmenso en la mas de la vulgaridad posible y si sigue lo que conseguira es luchar por no descender en lugar de por jugar en Europa por lo que vuelvo a pedir MARCELINO DIMISION YA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s