Fazio

Fazio llevó al Sevilla en la temporada 2006-2007, proveniente del Ferrocarril Oeste argentino, por unos 800.000 euros, que es una cifra ridícula para los tiempos que corren.

Se le fichó para jugar con el Sevilla Atlético, y ahí es donde lo vi por primera vez. Teóricamente, tenía todas las cualidades para triunfar en la posición de central, por su juventud, proyección y altura (1’95). Lo que más me llamó la atención de él fue, precisamente, que, a pesar de su altura, era un jugador que no iba bien por alto. No medía bien los tiempos –saltaba antes de tiempo o después– y tenía un grave defecto, que era que solía despejar a la frontal del área. No le di importancia, porque era un jugador muy joven y acababa de llegar. Tenía todo el futuro por delante.

Fazio fue mejorando, aunque seguía mostrando cierta fragilidad defensiva, y seguía con su manía de despejar a la frontal del área. Subió al primer equipo, donde alternaba su posición de central con la de mediocentro defensivo, e hizo muy buenas actuaciones, llegando a marcar algún que otro gol. También llegó a jugar de lateral. Parecía que Fazio iba a ser un puntal del Sevilla… hasta que llegó la lesión. Y no fue una lesión cualquiera. Su tobillo derecho recaía una y otra vez, obligándole a pasar muchos meses en el dique seco, e incluso una temporada en blanco. Frenazo a su proyección.

Parecía que no se iba a recuperar nunca, desesperándose el propio jugador, cuerpo técnico y afición. Pero se recuperó. No ha gozado de continuidad y sigue alternando su posición de central con la de medio centro. Ha mezclado buenas y malas actuaciones, y tiene a gran parte de la afición en contra, como se demostró en el Sevilla-Athletic de Bilbao, donde el argentino no hizo un buen partido, como casi ninguno de sus compeñeros.

A mí, particularmente, no me convencía mucho el bonaerense, porque jugando de central siempre cometía, al menos, un error grave. A veces nos costaban goles y otras no, pero considero que un central tiene que ser seguro y expeditivo, y no se mostraba así cuando formaba parte de la defensa. Y cuando Fazio jugaba en el centro del campo, tampoco me agradaba, porque, aunque lo gana todo por alto, tácticamente deja mucho que desear, tiene muchos problemas para distribuir el balón, y, a veces, su suficiencia le pierde. Contra el Athletic, por ejemplo, creo que quien debió de jugar fue Salva y no él, porque Salva abarca más terreno, es más fuerte en la marca y pasa más rápido y mejor el balón.

Pero esta temporada también hemos vuelto a ver al mejor Fazio, al que ya maravilló antes de la lesión. Sus partidos contra  Osasuna, Barcelona y Zaragoza fueron bastante buenos y serios, de principio a fin. Ése es el camino que debe de seguir. Si consigue cierta regularidad, seguro que nadie le criticará y se ganará la confianza del entrenador, máxime cuando otros compañeros, como Escudé, están flaqueando.

Como digo, a mi Fazio no me convencía, pero si juega a buen nivel y esos tres partidos no se quedan en una mera anécdota, no tendré ningún problema en cambiar de opinión.  Y estoy seguro que así lo harían el resto de los aficionados a los que no les gusta Fazio, porque, al fin y al cabo, los sevillistas queremos tener en plantilla centrales de garantías, y si provienen de la cantera, mejor aún.

Fazio ahora tiene en su mano la oportunidad de hacerse con un puesto de titular y puede que incluso la de volver a su selección. Espero que no desaproveche las ocasiones que se le presenten, por su bien y por el del Sevilla.

Anuncios

4 Respuestas a “Fazio

  1. Es malo como central y como centrocampista no te digo ya en fin es uno de esos jugadores que nacen con estrella y cuentan para todos los entrenadores no hay una vez que despeje en condiciones el balon y con el balon jugado es penoso por lo que tenemos una ficha mal emnpleada espero que no lo renueven porque meritos no ha hecho ninguno para ello

    Me gusta

  2. Que los sevillistas si lo hace bien que??’..por desgracia eso no es asi ,con Jimenez habia quien queria que perdiera el equipo para echarlo y arriba tienes un comentario del mismo estilo.A algunos o a muchos les puede mucho mas su ego que el bien del equipo.Pero no importa ,cuando se vaya (o lo echen )diran estos mismos que porque se fue.

    Me gusta

    • Pues yo pienso que si Fazio hace buenos partidos en el Sánchez Pizjuán, se ganará al público. Ahora bien, para eso deberá de jugar de central, porque como centrocampista ya ha demostrado que no sirve. Y si juega de central, con la defensa adelantada, también puede tener problemas, porque quizás le falte un poquito de garra en la marca.

      Ahora que no tiene problemas físicos, debe aprovechar las oportunidades que tenga, pero si no las aprovecha, en todo caso, si jugara algunos partidos se revalorizaría y sería más fácil venderlo.

      En cuanto a lo de Jiménez, jamás entendí la actitud de la afición. Se fue muy injusto con él, y más aún cuando los resultados que consiguió fueron magníficos. Uno de los problemas que tuvo Jiménez era que fue muy criticado por cierto sector de la prensa, y hay muchos aficionados que se dejan influenciar fácilmente por los medios de comunicación.

      Ya quisiera yo que Marcelino consiguiera lo que consiguió Jiménez.

      Un saludo.

      Me gusta

  3. Suscribo al cien por cien la opinión de Alberto Hidalgo.

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s