Se ganó, que era lo importante

Victoria importantísima, que permite al Sevilla alejarse de algunos de sus perseguidores y a Marcelino respirar un poquito.

Ahora bien, tampoco hay que lanzar las campanas al vuelo, porque la victoria no es que fuera muy brillante. Más bien al contrario. Es cierto que hubo una buena media hora inicial, donde tuvimos ocasiones, dominamos con claridad y nos adelantamos en el marcador, pero después el equipo hizo bien poco, sobre todo, a partir de que saliera Negredo del terreno de juego.

La segunda parte fue desesperante, ya que éramos incapaces de mantener la posesión y estuvimos a merced de un Zaragoza que menos mal que no está para nada. El Zaragoza llevaba una racha tan negativa como la nuestra, y sus  jugadores, debido a la ansiedad, se precipitaban una y otra vez, eligiendo siempre  la opción equivocada. A este equipo, si nosotros estuviéramos medianamente bien, le habríamos goleado.

Hay que pensar en positivo y quedarse con los tres puntos. Lo importante era ganar, y no importaba cómo. Jugar bien no puntúa. Ya habrá tiempo para el juego bonito, pero ése llegará cuando el balón no queme en los piés y los jugadores recuperen la confianza en sí mismos y su estado de forma normal. Porque algunos siguen estando a un nivel más bajo de lo habitual.

Lo que sí debe preocuparnos son las dificultades que tenemos para sentenciar los partidos. Ayer, entre Navas y Campaña fallaron una de esas ocasiones que no se pueden errar nunca. Cuando se perdonan ocasiones como ésa, entra inseguridad y lleva a pensar que pueden volar puntos. No hubiera sido justo, porque el Zaragoza apenas creó ocasiones de gol, y si daba sensación de peligro, era más por deméritos del Sevilla que por méritos propios, que nos empeñábamos en tener pérdidas inocentes del balón y en otorgar faltas tan peligrosas como innecesarias.

Me gustó mucho el partido de Negredo, que es nuestro jugador más importante, y la línea defensiva, principalmente Spahic y Fazio. Ambos hicieron un buen partido, aunque Spahic sigue complicándose la vida, innecesariamente, más de la cuenta.

No entiendo cómo Perotti acabó el partido. No estuvo nada afortunado el argentino, pero, a pesar de ello, no fue sustituido. Ni siquiera fue capaz de retener el balón cuando hacía tanta falta.

El árbitro, Pérez Lasa, estuvo regular. Pitó el penalti clarísimo a Negredo, pero no el que le hicieron a Coke. Expulsó al zaragocista Juan Carlos, en los minutos finales, por dar un codazo, pero, sin embargo, no hizo lo mismo con Paredes, por fuerte entrada a Navas, por detrás y sin opción alguna de jugar el balón.

Ahora, a recibir a un Getafe, que dio la campanada ante el Barcelona y que ya nos ganó la temporada pasada en nuestro propio estadio. Por tanto, no será fácil derrotarles, pero si queremos mantenernos arriba tenemos que hacernos fuertes en casa, y para eso tenemos que mejorar mucho. Si la mejora no llega en juego, al menos que se consiga en resultados, que no olvidemos que es lo único que cuenta.

Anuncios

2 Respuestas a “Se ganó, que era lo importante

  1. Lo importante era ganar pero la imagen sigue siendo pesima y ante el peor equipo de primera division no se puede jugar de la manera que lo hizo anoche el Sevilla dandole el balon al rival y echandose a tras en lugar de buscar la setencia del encuentro que si llega a estar otro equipo con mas mordiente se ve otro resultado seguro que contra el Getafe hara lo mismo y el Geta no es el Zaragoza asi que volveremos a pinchar en hueso.Da pena ver al equipo y el maximo culpable es el señor MARCELINO que pese a llevar 21 puntos y estar 5 quiero que se vaya y cada dia que pasa me reafirmo en lo que digo porque no sirve para el Sevilla que tiene plantilla por lo menos para demostrar algo mas de futbl y no engañar al personal diciendo que se ha juagdo muy bien en la primera parte no se que partido ha visto o ha soñado con el partido porque desde luego la segunda parte ha sido infame y apoco que hubiera aptretado el Zaragoza se hubiera llevado el partido, asi que para los que siguen viendo bien al equipo pues que se sigan engañando que ami pese a la victoria no estoy nada contento

    Me gusta

    • No creo que a ningún sevillista le esté gustando el juego del equipo, pero es evidente que si echan a Marcelino será porque tenga malos resultados, y si tenemos malos resultados, no lograremos los objetivos. Así que lo mejor es que Marcelino siga, porque será señal de que las cosas van bien.

      Estamos como estamos porque se han cometido errores, pero no sólo de Marcelino. A mí, por ahora, este entrenador me está defraudando, porque creo que el equipo puede dar más de lo que está dando.

      Al final de temporada la Dirección deportiva le juzgará y decidirá si sigue o no. Como se hizo con Manzano.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s