Ayer se dio el primer paso

El Pleno del Senado aprobó ayer la reforma de la Ley Concursal, incluyendo la llamada “excepción deportiva”, de manera que las sociedades anónimas deportivas que entren en concurso de acreedores no evitarán las sanciones estipuladas en la normativa deportiva. De este modo, una Sociedad Anónima Deportiva descendería de categoría en caso de impagos.

La nueva ley establece que “el incumplimiento de las ‘reglas de juego’ exigibles para poder participar en ciertas competiciones deportivas por parte de las entidades concursadas compromete a la competición en su conjunto y a los potenciales competidores”.

Como digo, ya se ha dado el primer paso, ahora habrá que dar un segundo –que se apruebe en el Congreso, donde se tramitará por el procedimiento de urgencia– y un tercero –que se aplique la ley, independientemente de lo poderoso que sea el club que entre en concurso–. Pero qué duda cabe que es un paso importante para que la Liga española sea algún día una competición seria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s