Archivo diario: 27/08/2011

Tenemos que levantar el ánimo

Como decía Del Nido, estamos «un poquito mejor que muertos». Ha sido un palo de los grandes, para el club y la afición, el quedar eliminados de la Europa League a las primeras de cambio, y más aún porque tenemos la impresión de que hemos vuelto a caer en los mismos errores de la temporada pasada.

Esta eliminación supone un varapalo tanto en lo económico como en lo deportivo, pero la verdad es que esto no ha hecho nada más que empezar y, aunque tengamos todos el ánimo por los suelos, o incluso más bajo si cabe, tenemos la obligación de levantarnos. Y es que el objetivo prioritario es el de clasificarnos para la Champions, y si es posible, ocupando la tercera plaza, para evitar revivir malas experiencias.

No será fácil el lograr este objetivo, porque para este año se ha unido a la lucha el Málaga –unos 100 millones de euros de inversión–, que es nuestro primer visitante y al que recibimos mañana. Así pues, pocas horas después de un partido importante, nos encontramos con otro, con varios de nuestros mejores jugadores tocados y que serán duda hasta última hora. La situación no es fácil y tenemos todos que dar el callo, principalmente Marcelino y los jugadores, que son los primeros responsables, pero también la afición. Tenemos que volver a llenar el Sánchez Pizjuán, o al menos rozar el lleno, como contra el Hannover.

No será un cataclismo si no ganamos al Málaga, porque la liga es una carrera de fondo, pero sí sería para preocuparse, ya que siempre es importante empezar bien, para que no entren innecesarios nervios y haya confianza. Tampoco conviene olvidar que en todos los partidos hay tres puntos en juego, y aunque parezca una perogrullada, vale lo mismo ganar al Barcelona que al Sporting de Gijón.

El Málaga, por otra parte, es un equipo que no se nos suele dar nada bien. Posiblemente sea porque ellos consideran este partido como un derby y nosotros no, y de ahí que haya una diferencia de motivación entre ambos equipos.

Espero que Marcelino cuente para este partido con dos jugadores a los que eché de menos el jueves: Varas y Cáceres. Y que no se olvide de Luis Alberto, que siempre lo hará mejor que Fazio en zonas ofensivas.

Y, por último, también espero que en este partido haya deportividad tanto en la grada como en el césped, aunque, por lo visto en los últimos años, parece que será harto complicado.

Se empezó bien la planificación, pero luego se torció

Estamos a un día de empezar la liga –y eso que no se ha jugado la primera jornada– y sólo tenemos dos delanteros: Kanouté y Negredo. Bien es cierto que tenemos otros jugadores que pueden actuar en ataque, pero son más que nada medias puntas, como son Luis Alberto, Armenteros o Manu del Moral. Incluso podríamos incluir en esa posición a Trochowski o Rakitic.

Supongo que el retraso en la contratación de Giovani es debido a querer rebajar algún millón de euro su coste, pero ¿no hubiera sido mejor haberlo tenido ya en nuestras filas para el comienzo de las competiciones oficiales? Nunca sabremos si con Giovani habríamos pasado la eliminatoria contra el Hannover, pero cuanto más opciones tenga Marcelino para conformar un once inicial, mucho mejor.

Con respecto a la plantilla de la temporada pasada, se han ido Luis Fabiano, Koné, Acosta, Rodri –jamás entenderé esta salida–, Renato –que tenía gol, aunque ya aportaba poco–, y sólo se ha traído a Manu del Moral. Ahora incluso se comenta que la eliminación de la Europa League podría hacer desechar al club la idea de contratar a un delantero. Pues si eso es así, mal vamos. Porque tener sólo dos delanteros natos para dos competiciones, se me antoja demasiado escaso. Y uno de esos delanteros es Kanouté, que, como ya sabemos, suele perderse bastantes partidos por problemas físicos.

Yo veo fundamental que llegue un delantero, ahora que se ha ido Rodri. Y si pudiera ser, también un central, aunque eso me parece que ya es pedir demasiado.