Una afición acomodada

Siempre he creído que la afición del Sevilla es exigente, y me parece bien que lo sea, pero últimamente me he dado cuenta de que se ha vuelto acomodada. Muy acomodada, diría yo. Y esto ya no sólo no me parece tan bien, sino que además me preocupa bastante.

Antes, cuando había un partido importante, uno llegaba a los aledaños del Ramón Sánchez Pizjuán, y se respiraba un ambiente especial, de ilusión, de convencimiento general de que se iba a ganar el partido. Aunque fuera un partido complicado, ante un rival teóricamente superior, minutos antes de empezar el partido la afición rugía y las banderas volaban mientras se esperaba con ganas y alegría que saltaran los jugadores al terreno de juego. Pongo como ejemplo de este ambiente el Sevilla-Tenerife, cuando nos jugábamos el ascenso, que finalmente, como no podía ser de otra manera, se consiguió.

Ahora creo que la afición, a veces, incluso no sabe distinguir cuáles son los partidos importantes. En los últimos años el Sevilla ha disputado partidos importantísimos y nuestro estadio ni siquiera se ha llenado. Vi con desilusión y tremenda decepción cómo se jugaba el Sevilla-Fenerbaçe, el Sevilla-CSKA de Moscú o el Sevilla-Braga, todos ellos de Champions, y, viendo la grada, parecía que íbamos a jugar contra el Málaga o el Getafe. Lo pagamos caro. Falló la base, que somos todos los sevillistas. Y no me vale que el horario era malo y que era un día entre semana, porque he visto nuestro estadio lleno en días similares.

Esto, evidentemente, está provocado porque entre nuestra afición hay mucha gente que ha olvidado el pasado, que se ha acostumbrado a ganar títulos y que ya no le da importancia a jugar competiciones como la Europa League. Parece que todo lo que no sea ir a Champions es un fracaso, aunque no seamos ni el tercer ni cuarto presupuesto de la Liga.

Tenemos en puertas otro partido de vital importancia, ante el Hannover 96, donde tenemos que remontar, y espero, por el bien del Sevilla, que esta vez no fallemos a nuestro equipo. O lo que es lo mismo, que el estadio esté lleno y que se apoye a nuestros jugadores desde el minuto uno hasta el noventa, en la prórroga, si la hubiera, y en los penaltis, por muy difícil que se ponga el panorama.

Cuánta razón tiene Del Nido cuando dice que “el Sevilla será lo que los sevillistas quieran que sea”. Y es que si queremos ser un equipo grande, tenemos que llenar el estadio no sólo en los partidos importantes, sino cada vez que juegue el Sevilla en nuestra bombonera.

Anuncios

3 Respuestas a “Una afición acomodada

  1. Seguro que mañana no se llena el campo hay mucha gente de vacaciones aun y es por lo que no se llenara el estadio ya paso contra el Sporting de Braga y ademas en este tipo de partidos salvo el dia del Schalne 04 nunca se ha llenado

    Me gusta

  2. no estoy de acuerdo contigo hay gente como yo que desearia ir al campo (ojala pudiera ir)pero no puede por la barbaridad de dinero que se paga y como dice miguel, tambien hay mucha gente de vacaciones claro hace 8 años o 9 habia mas gente porque las entradas no eran tan caras y porque no hay tanta crisis como ahora

    Me gusta

    • Nadie puede negar que hay crisis, pero parece que hay crisis para unas cosas y para otras no, porque cuando uno sale a la calle a dar un paseo, se ven todos los bares llenos. En algunos locales hasta parece que regalan las cosas, por la cantidad de gente que hay. Da la impresión de que la gente tiene dinero para tomarse dos o tres cañas con sus respectivas tapas en un bar pero luego no tiene dinero para otras cosas, como para sacarse una entrada para ver al Sevilla. Evidentemente, entiendo que habrá aficionados que no puedan ir, por estar en el extranjero o muy lejos de Sevilla, pero hay otros muchos que están en las playas de Huelva y Cádiz, o incluso en Sevilla, y se van a quedar a verlo por televisión, cuando deberían estar apoyando a su equipo.

      Lógicamente, el que está pasando apuros económicos no debe ir al fútbol, porque hay muchísimas cosas más importantes y que deben tener más prioridad en el gasto familiar. Pero mi comentario no va destinado a esa parte de la afición, sino a la parte que está acomodada. Y que está acomodada desde antes de la crisis, no desde hace poco tiempo. Y el acomodamiento yo lo llevo notando desde hace tiempo, exactamente desde que empezaron a llegar los títulos.

      Para este partido, incluso el club ha dado facilidades para adquirir entradas a los socios. Así que dos sevillistas que conocieran a un socio, podrían haber sacado entradas a precios más asequibles. Y no hay que olvidar que los socios entran gratis. El socio que no pueda ir, debe dejárselo a alguien para que vaya en su lugar. Eso no está permitido por el club, pero supongo que el club preferirá eso antes que haya un hueco en la grada.

      Yo creo que el partido ante el Hannover es de vital importancia y hay obligación de ir, excepto en el caso de pasar apuros económicos, como es lógico.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s