Archivo mensual: agosto 2011

Dabo, Romaric y Bernardo

Son las últimas salidas del Sevilla FC. Éstas, a diferencia de la de Rodri, sí las entiendo, y es por lo siguiente:

Dabo. Este joven jugador polivalente no ha estado al nivel que se esperaba de él. Su posición está bien cubierta tanto en la derecha (Coke y Cáceres) como en la izquierda (Navarro y Luna). Para mí es un jugador aprovechable, pues sabe mantener el balón, lo pasa aceptablemente y es rápido. Pero tiene un defecto, y bastante grave para un defensa: no es bueno en la marca. Además, a veces se despistaba al hacer el fuera de juego y le cogían las espaldas con relativa facilidad. Si subiera su nivel defensivo, dada su juventud, sería un jugador más que interesante. Pero si los técnicos no le ven margen de mejora y ven provechosa su venta, pues hacen bien en traspasarlo.

Romaric. Se trata de un jugador muy técnico, con una zurda que puede decidir partidos, pero también tiene un defecto bastante grave: no es un buen profesional. No es de recibo que descuide su forma física hasta el punto de arrastrarse por el campo. Es una pena, porque Romaric tiene calidad para dar y regalar, pero también es muy lento, y en el fútbol moderno es fundamental pensar y actuar con rapidez. A veces, desespera porque retiene demasiado el balón y, por consiguiente, ralentiza el juego del equipo.

Bernardo. El colombiano es una de las promesas del filial, y a pesar de que lo hizo muy bien en el Sevilla Atlético, quizás no estuvo a la altura en los pocos minutos que disputó en Primera División. En todo caso, es un jugador en quien se tienen depositadas muchas esperanzas, y que necesita jugar muchos minutos, de ahí que supuestamente se haya cedido al Rácing de Santander –aunque aún no lo ha hecho oficial el Sevilla–, sin opción de compra.

Ahora hay que ver qué delantero llegará. Porque si finalmente no llega ninguno, eso no lo podré entender jamás. Por mucho que me lo expliquen. Y sólo quedan siete minutos para el cierre del plazo.

Espero que Del Nido vaya de farol

Del Nido ha dicho que la plantilla se puede considerar cerrada y que no va a venir nadie más. Yo, y creo que todos los sevillistas, esperamos que sólo se trate de una forma de presionar al Tottenham, quien tiene la necesidad de desprenderse de Giovani, ya que no se cuenta con él.

Yo no entiendo que se lleve toda la pretemporada diciendo que falta un delantero, para que después, al final,  no venga nadie. Y eso se decía cuando estaban Koné y Rodri en plantilla. Así que es de suponer que ahora ese delantero es mucho más necesario de lo que era antes.

Entiendo que la eliminación europea haya sido un palo para el presupuesto, pero también entiendo que la prioridad y máximo objetivo es clasificarse para la Champions, y para eso tenemos que tener una plantilla lo suficientemente compensada y completa como para poder competir con plantillas como la del Villarreal (puede que Málaga también), At. de Madrid o Valencia, siendo estos últimos los que parecen que están un nivel por encima de los demás y, para mí, el equipo levantino es el máximo favorito para ocupar la tercera plaza.

Creo que se puede hacer una temporada muy larga contando tan sólo con dos delanteros: Negredo y Kanouté. Y ya sabemos que el maliense prácticamente juega un partido sí y otro no.

Lo dicho. Espero que sea un farol.

Las palabras de Roig

Roig es el Presidente del Villareal, uno de los equipos más potentes de la Primera División, pero, a pesar de ello, ha sido vapuleado por el Barcelona. Nada más que 5-0. Podría haber sido peor.

Roig ha dicho lo siguiente: «Esto no es bueno para el fútbol», en referencia a la clara superioridad blaugrana.

«Si quieren que haya dos partidos sólo, pues que haya dos partidos, pero esto no es bueno para el fútbol. Me doy un plazo de tres o cuatro años. O esto cambia o matamos al fútbol español», comentó.

Roig también reconoció que el Barcelona fue mucho mejor que su equipo: «Lo ha hecho estupendamente y el Villarreal ha hecho un partido muy malo, uno de los peores».

«Ésta es la Liga que quieren. Yo vendo jugadores para cuadrar presupuestos y otros piden créditos y se los conceden. La diferencia económica lleva a esto»», comenta.

Estoy totalmente de acuerdo con él, excepto en lo del plazo de tres o cuatro años. Eso es demasiado tiempo. Hay que actuar ya. Más pronto que tarde.

El partido de ayer: Sevilla 2 – Málaga 1

Gran partido el realizado ayer por el Sevilla, donde nos encontramos con el marcador a favor muy pronto. Me gustó tanto la alineación inicial, con Varas y Cáceres, como la actitud del equipo, que presionó y corrió mucho más que el Málaga; equipo éste que decepcionó. Se dedicó al «centrocuentismo», o sea, mucho toque en el centro del campo, pero con lentitud y sin crear ocasiones de gol. Eso mismo es lo que hacía el Villarreal cuando nos visitaba, entrenado por Pellegrini, y casi siempre salía escaldado.

Gran partido de Medel y Trochowski. Qué dos grandes jugadores tenemos en el centro del campo. Siempre eligen la opción correcta, y con velocidad. Nada de retener el balón inútilmente.

Lo único que no me gustó del partido fue que tuvimos muchas ocasiones para sentenciar y no lo hicimos. Negredo marcó también el segundo, pero falló una clarísima, de esas que no se pueden fallar nunca. Por suerte, no tuvimos que lamentarlo, pero no nos podemos permitir el lujo de dejar al rival vivo, como hicimos ayer.

El árbitro estuvo bien, menos en el último cuarto de hora. Parecía que se aburría con el resultado y decidió darle más emoción pitando faltas extrañas, cuando menos rigurosas. De una de ellas llegó el golazo de Cazorla.

Ahora se afronta el parón liguero con más tranquilidad, después de esta victoria. Ya sólo queda que venga un delantero para completar esta buena plantilla, y, si puede ser, un central. Pero como venga el delantero y se lesione Negredo, podemos tener muy complicado el conformar un ataque de garantías.

Tenemos que levantar el ánimo

Como decía Del Nido, estamos «un poquito mejor que muertos». Ha sido un palo de los grandes, para el club y la afición, el quedar eliminados de la Europa League a las primeras de cambio, y más aún porque tenemos la impresión de que hemos vuelto a caer en los mismos errores de la temporada pasada.

Esta eliminación supone un varapalo tanto en lo económico como en lo deportivo, pero la verdad es que esto no ha hecho nada más que empezar y, aunque tengamos todos el ánimo por los suelos, o incluso más bajo si cabe, tenemos la obligación de levantarnos. Y es que el objetivo prioritario es el de clasificarnos para la Champions, y si es posible, ocupando la tercera plaza, para evitar revivir malas experiencias.

No será fácil el lograr este objetivo, porque para este año se ha unido a la lucha el Málaga –unos 100 millones de euros de inversión–, que es nuestro primer visitante y al que recibimos mañana. Así pues, pocas horas después de un partido importante, nos encontramos con otro, con varios de nuestros mejores jugadores tocados y que serán duda hasta última hora. La situación no es fácil y tenemos todos que dar el callo, principalmente Marcelino y los jugadores, que son los primeros responsables, pero también la afición. Tenemos que volver a llenar el Sánchez Pizjuán, o al menos rozar el lleno, como contra el Hannover.

No será un cataclismo si no ganamos al Málaga, porque la liga es una carrera de fondo, pero sí sería para preocuparse, ya que siempre es importante empezar bien, para que no entren innecesarios nervios y haya confianza. Tampoco conviene olvidar que en todos los partidos hay tres puntos en juego, y aunque parezca una perogrullada, vale lo mismo ganar al Barcelona que al Sporting de Gijón.

El Málaga, por otra parte, es un equipo que no se nos suele dar nada bien. Posiblemente sea porque ellos consideran este partido como un derby y nosotros no, y de ahí que haya una diferencia de motivación entre ambos equipos.

Espero que Marcelino cuente para este partido con dos jugadores a los que eché de menos el jueves: Varas y Cáceres. Y que no se olvide de Luis Alberto, que siempre lo hará mejor que Fazio en zonas ofensivas.

Y, por último, también espero que en este partido haya deportividad tanto en la grada como en el césped, aunque, por lo visto en los últimos años, parece que será harto complicado.

Se empezó bien la planificación, pero luego se torció

Estamos a un día de empezar la liga –y eso que no se ha jugado la primera jornada– y sólo tenemos dos delanteros: Kanouté y Negredo. Bien es cierto que tenemos otros jugadores que pueden actuar en ataque, pero son más que nada medias puntas, como son Luis Alberto, Armenteros o Manu del Moral. Incluso podríamos incluir en esa posición a Trochowski o Rakitic.

Supongo que el retraso en la contratación de Giovani es debido a querer rebajar algún millón de euro su coste, pero ¿no hubiera sido mejor haberlo tenido ya en nuestras filas para el comienzo de las competiciones oficiales? Nunca sabremos si con Giovani habríamos pasado la eliminatoria contra el Hannover, pero cuanto más opciones tenga Marcelino para conformar un once inicial, mucho mejor.

Con respecto a la plantilla de la temporada pasada, se han ido Luis Fabiano, Koné, Acosta, Rodri –jamás entenderé esta salida–, Renato –que tenía gol, aunque ya aportaba poco–, y sólo se ha traído a Manu del Moral. Ahora incluso se comenta que la eliminación de la Europa League podría hacer desechar al club la idea de contratar a un delantero. Pues si eso es así, mal vamos. Porque tener sólo dos delanteros natos para dos competiciones, se me antoja demasiado escaso. Y uno de esos delanteros es Kanouté, que, como ya sabemos, suele perderse bastantes partidos por problemas físicos.

Yo veo fundamental que llegue un delantero, ahora que se ha ido Rodri. Y si pudiera ser, también un central, aunque eso me parece que ya es pedir demasiado.

Park fichará por el campeón francés: el Lille

De acuerdo con L’equipe (http://www.lequipe.fr/Football/breves2011/20110826_074511_park-a-lille-vendredi.html), Chu-Young Park, de 26 años,  fichará por el Lille, con un contrato de tres años y con un salario mensual de unos 190.000 euros. El Lille pagará tres millones de euros, más una prima de dos millones si el jugador no hace el servicio militar en los próximos dos años.

Este jugador, según la prensa española, era una alternativa a Giovani.

Nota post-post: Finalmente firmará por el Arsenal (http://www.lequipe.fr/Football/breves2011/20110828_092617_park-est-bien-a-arsenal.html). El Presidente del Lille está enfadadísimo, y dice del jugador que ha tenido un «comportamiento inaceptable».

Marcelino ya debería saber cuáles son sus mejores jugadores

Vengo del estadio y tengo la sensación de que le hemos facilitado mucho la tarea al Hannover. Puedo entender que Marcelino dude entre Palop y Varas, pero nunca entenderé cómo es que prefiere dejar a Cáceres en el banquillo y darle un puesto de titular a Alexis. En cuanto al guardameta, creo que Varas, ahora mismo, da un nivel más alto que Palop. El 0-1 llegó por un exceso de confianza de Palop, que creía que llegaba antes que el delantero alemán.

Y los cambios que ha hecho Marcelino tampoco me han gustado nada. No entendí que retirara a Trochowski, a no ser que fuera por lesión y tampoco que entrara Fazio, y menos en la posición en la que ha jugado.

Lo cierto es que en la eliminatoria no hemos tenido nada de fortuna, tanto en el sorteo como en los dos partidos, en los que hubiera sido todo muy diferente si hubíeramos tenido un poquito mejor puntería. No me olvido aún de esos dos postes, pero la suerte es un factor muy importante en el fútbol, y no la hemos tenido de cara.

También hay que reconocer que no hemos dado el nivel que se esperaba de nosotros. Jugadores tan importantes como Kanouté, Navas o Negredo no han estado acertados, y eso se nota.

El Hannover me ha parecido un equipo bien plantado, con una buena defensa –en especial su lateral derecho, Steve Cherundolo–, un centro del campo dinámico y con calidad, y una delantera que ha estado muy efectiva. Aún así, creo que tenemos mejor equipo que ellos, pero les hemos dado muchas facilidades y así, lógicamente, no se llega a ningún sitio.

Ahora sólo nos queda recuperarnos de este tremendo golpe, y pensar en lo que nos queda: liga y copa. Es absurdo seguir lamentándose y lo más inteligente es ajustar el presupuesto, que se ha vuelto a descuadrar, y mirar hacia el futuro.

Sevilla-Hannover: A armarse de paciencia

Coincido con Orta cuando dice que hay que tener paciencia en el partido de hoy. Y es que, si yo fuera Slomka, acumularía hombres en el centro del campo y esperaría a sentenciar en un contragolpe o a balón parado, que es exactamente lo que hacen todos los equipos que vienen al Ramón Sánchez Pizjuán, excepto el Barcelona, que parece que es de otro mundo. Seguro que los alemanes tienen muy en cuenta que no necesitan marcar un gol para pasar la eliminatoria.

Así pues, no queda otra que armarse de paciencia, por parte de la afición y, principalmente, por parte de los jugadores. Será importante la posesión de balón, las jugadas a balón parado y, sobre todo, el juego por bandas, donde Navas es nuestro mayor aval.

Espero que el árbitro no dude en sacar tarjetas amarillas, porque, si no, será muy difícil romper el cerrojazo de ellos.

Lo cierto es que ya tenemos experiencia en este tipo de planteamientos y no nos va a coger de sorpresa.

El nervioneo –gran palabro– es ya insoportable. Me voy para el estadio, a presenciar el partido más importante de la temporada.

El Hannover 96, un duro hueso de roer

No sé si pasaremos la eliminatoria contra el Hannover 96 o no, pero seguro que no será un paseo, porque en el partido de ida me pareció muy buen equipo, bastante trabajado y, además, está más rodado que el Sevilla. Su mejor arma es la misma que la nuestra: el contragolpe. Para mí destaca, sobre todo, en el centro del campo, donde sus jugadores tienen velocidad, creatividad y movilidad. Además, se apoyan mucho y buscan siempre el desmarque. Su manijero es Sergio Pinto, quien también sobresale a balón parado. Una de las claves será que Pinto no toque mucho balón.

También el Hannover tiene otros jugadores importantes, como el lateral derecho, internacional por USA, Steve Cherundolo, a quien en ningún momento pudieron superar Armenteros ni Perotti; o el delantero Didier Ya Konan, que es el goleador del equipo, internacional por Costa de Marfil, y en los pocos minutos que disputó, me dio muy buena impresión.

La verdad es que no esperaba al Hannover tan buen equipo, pero también es cierto que, si quedó cuarto en su liga, sería por algo. Pero lo que más me preocupa no es el Hannover, sino el Sevilla. Para superar a los alemanes será fundamental la fortaleza defensiva. Leo en el día de hoy, con bastante preocupación, que Marcelino está probando a Fazio en lugar de Spahic, quien probablemente será baja. Y yo cada vez que veo a Fazio en la defensa, me echo a temblar, porque el argentino siempre comete, al menos, un error grave. Y el partido de mañana no está para eso, porque el Hannover demostró que no necesita muchas ocasiones para lograr goles. Fazio tampoco destaca por su juego aéreo, a pesar de su altura. Claro que tampoco las alternativas al argentino son de fiar. Como he estado fuera unos días, no sé qué ocurre con Cáceres, si es que está con su selección o lesionado, pero si no juega el uruguayo, veremos que los centrales de categoría no nos sobran precisamente. A Spahic le he visto buenos partidos, pero también otros bastante flojos, y para mí, ahora mismo, es un melón por calar. Y Escudé se ha vuelto demasiado lento para el fútbol de élite, aparte de que le cogen con facilidad las espaldas. Así las cosas, creo que la Secretaría Técnica debería echarle el ojo a algún central, si no para enero, para el próximo verano.

Más nos vale que estemos acertados arriba y que Kanouté, Navas, Del Moral y Negredo hagan estragos en la defensa rival, porque yo, la verdad, con Fazio de central, no confío mucho en nuestra línea defensiva. En todo caso, sí tengo claro que si juega de inicio Medel tenemos mucho ganado para controlar el centro del campo. Para mí, ése fue el gran error de Marcelino en la ida: el dejar a Medel en el banquillo. Espero que su gran error en la vuelta no sea poner a Fazio de central. Y si lo pone, espero que haga un gran partido y me tenga que comer mis palabras.

Una afición acomodada

Siempre he creído que la afición del Sevilla es exigente, y me parece bien que lo sea, pero últimamente me he dado cuenta de que se ha vuelto acomodada. Muy acomodada, diría yo. Y esto ya no sólo no me parece tan bien, sino que además me preocupa bastante.

Antes, cuando había un partido importante, uno llegaba a los aledaños del Ramón Sánchez Pizjuán, y se respiraba un ambiente especial, de ilusión, de convencimiento general de que se iba a ganar el partido. Aunque fuera un partido complicado, ante un rival teóricamente superior, minutos antes de empezar el partido la afición rugía y las banderas volaban mientras se esperaba con ganas y alegría que saltaran los jugadores al terreno de juego. Pongo como ejemplo de este ambiente el Sevilla-Tenerife, cuando nos jugábamos el ascenso, que finalmente, como no podía ser de otra manera, se consiguió.

Ahora creo que la afición, a veces, incluso no sabe distinguir cuáles son los partidos importantes. En los últimos años el Sevilla ha disputado partidos importantísimos y nuestro estadio ni siquiera se ha llenado. Vi con desilusión y tremenda decepción cómo se jugaba el Sevilla-Fenerbaçe, el Sevilla-CSKA de Moscú o el Sevilla-Braga, todos ellos de Champions, y, viendo la grada, parecía que íbamos a jugar contra el Málaga o el Getafe. Lo pagamos caro. Falló la base, que somos todos los sevillistas. Y no me vale que el horario era malo y que era un día entre semana, porque he visto nuestro estadio lleno en días similares.

Esto, evidentemente, está provocado porque entre nuestra afición hay mucha gente que ha olvidado el pasado, que se ha acostumbrado a ganar títulos y que ya no le da importancia a jugar competiciones como la Europa League. Parece que todo lo que no sea ir a Champions es un fracaso, aunque no seamos ni el tercer ni cuarto presupuesto de la Liga.

Tenemos en puertas otro partido de vital importancia, ante el Hannover 96, donde tenemos que remontar, y espero, por el bien del Sevilla, que esta vez no fallemos a nuestro equipo. O lo que es lo mismo, que el estadio esté lleno y que se apoye a nuestros jugadores desde el minuto uno hasta el noventa, en la prórroga, si la hubiera, y en los penaltis, por muy difícil que se ponga el panorama.

Cuánta razón tiene Del Nido cuando dice que «el Sevilla será lo que los sevillistas quieran que sea». Y es que si queremos ser un equipo grande, tenemos que llenar el estadio no sólo en los partidos importantes, sino cada vez que juegue el Sevilla en nuestra bombonera.

El partido de ayer: Hannover 2 – Sevilla FC 1

Mal resultado y mal partido del Sevilla FC en tierras alemanas. Me dió la impresión de que el Sevilla tenía demasiado respeto a los alemanes. Afortunadamente, ellos también nos respetaron mucho, porque creo que si hubieran ido a marcar el tercero, lo habrían conseguido. No me gustó la alineación inicial de Marcelino, porque creo que, ahora mismo, Medel y Varas deben ser titulares. Varas porque, para mi, ha demostrado ser mejor portero que Palop, quien lo ha sido todo en el Sevilla pero que ya no da el mismo nivel que en sus mejores momentos. Y es que la edad no perdona a nadie, ni siquiera al gran Palop. ¿Y qué decir del chileno Medel? Pues que mejora, en mucho, a Fazio, tanto en el corte como en la distribución.

Tampoco me agrada que juegue Escudé, porque es muy lento y le cogen las espaldas con mucha facilidad, y eso en una defensa adelantada es peligrosísimo. Además, Escude tampoco destaca por aprovecharse del fuera de juego. Eché en falta un paso adelante del francés en el 1-0. Claro que tampoco la alternativa es de fiar, porque es Alexis. Así que, si no puede jugar Cáceres, prefiero a Escudé.

Por lo demás, tampoco tuvimos el día en ataque. Sólo creábamos peligro con Navas. Tanto Trochowski como Armenteros, y más tarde Perotti, tuvieron muchos problemas para crear ocasiones.

Así las cosas, creo que el 2-1, aunque es un mal resultado, puede darnos muchas posibilidades de pasar la eliminatoria, siempre que el equipo y la afición demos la talla. El Sánchez Pizjuán debe estar a rebosar. Todo lo que no sea eso, será un fracaso.

En el partido de vuelta, debemos presionar al contrario en el centro del campo, con agresividad, que es algo que tambié eché en falta ayer, y sobre todo, tener en mente mantener la puerta a cero. Aún así, tenemos que hacer, al menos, dos goles, para estar medianamente tranquilos.

El día 25 tenemos un partidazo en el Sánchez Pizjuán, ante un muy buen equipo, donde destaca el centro del campo y la delantera. Tendré que hacer 120 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta para verlo, pero yo no me lo voy a perder. ¿Y tú?

Lo que me he encontrado

He estado unos días alejado de Internet y casi sin ninguna información sobre mi Sevilla, y al llegar me he encontrado con que…

Resulta que Rodri se va al Barcelona B. No me gusta nada esta salida. Creo que Rodri, si se queda en el primer equipo, va a jugar bien poco, porque tiene por delante a Negredo, Kanouté, Del Moral y al que queda por venir. Pero, teniendo en cuenta que la competición no es que sea larga, sino larguísima, y que vamos a jugar muchísimos partidos, creo que lo mejor es tener a Rodri en el filial, por si hiciera falta su concurso. Además, no salgo de mi asombro cuando leo que finalmente es el Barcelona el que, si iguala la opción de recompra que pudiera ejecutar el Sevilla, se queda definitivamente con el jugador. No he podido ver la noticia en la web oficial del Sevilla–el buscador de la web oficial deja mucho que desear–, pero, si es así, creo que el Sevilla ha hecho muy mal negocio.

También me encuentro con que el Sevilla ha ganado el Trofeo Teresa Herrera. Sólo he podido ver un resumen de unos dos minutos, donde apenas se pueden ver los goles, pero por lo que he leído, el Sevilla jugó a medio gas, pensando en el importantísimo partido de hoy. Después de todo, sólo es un partido de pretemporada y el resultado, por tanto, es anecdótico, aunque siempre guste ganar.

Y, por último, unas sorpresivas declaraciones de Del Nido diciendo que Giovani está descartado, porque el Tottenhan quiere un traspaso, y que el jugador sólo vendría cedido. Además, dice que ni siquiera se ha negociado con el Tottenham. Ahora bien, ¿no es eso una contradicción? ¿Cómo se sabe entonces que los Spurs sólo quieren vender a Gio si no se ha hablado con ellos? ¿Son las palabras de Del Nido una maniobra para presionar al Tottenham? Dentro de poco saldremos de dudas, porque Del Nido también dice que lo quieren incorporar antes del 31 de agosto, y esa fecha está a la vuelta de la esquina.

No quiero cerrar el post, aunque sea un off-topic, sin referirme al partido de ayer entre el Barcelona y el Madrid. Sólo puede ver los últimos 30 minutos, donde hubo muy poco fútbol y mucha marrullería. No puedo evitar pensar lo que habría ocurrido si lo de ayer hubiera pasado en un Betis-Sevilla o viceversa. Por supuesto, aquí no pasará nada. Nadie entrará de oficio, no habrá sanciones ejemplares –reservadas sólo para el Sevilla o el Betis–, y las sanciones, si las hay, serán atenuadas por la presión mediática que maneja nuestro fútbol. Pero, tarde o temprano,  no tendrán más remedio que hacer algo. Un club no puede salirse siempre de rositas si está plagado de «angelitos» como Mou, Sergio Ramos, Pepe y ahora Marcelo, que después de la cobarde y brutal patada de ayer ha entrado en el club con todos los honores. Si aquí hacen la vista gorda, en Europa no les dejarán pasar ni una.

Y es que pensándolo bien, debe ser muy duro gastarse millones y millones de euros para no ganar nada y quedar segundo en todo. Que sí, que ganó la Copa del Rey. ¿Pero qué es eso para un club que tenía un presupuesto de 450 millones de euros para la temporada 2010-2011? Que se dice pronto, pero da igual lo que te gastes, porque al final el fútbol se ha convertido en un deporte en el que gana el que tenga a Messi. Y ése es el FC Barcelona.

Casi cerrado por vacaciones

Digo «casi cerrado» porque en vacaciones escribiré menos posts, pero cuando esté en España intentaré actualizar el blog lo más a menudo posible.

Espero que cuando vuelva, esté el culebrón Givani finalizado, felizmente para el Sevilla.

Los disparatados horarios de la próxima liga

La próxima temporada el Sevilla podrá jugar partidos en horarios tan interesantes como un lunes por la noche, un domingo a las 12 de la mañana o a las cuatro de la tarde. Es de esperar, que no haya ningún lumbreras al que se le ocurra poner un partido en el Sánchez Pizjuán a las cuatro de la tarde en agosto, septiembre o incluso en primavera, cuando ya hay días donde hace más calor que en algunos de pleno verano. Si a alguien se le ocurre este disparate, es de suponer que se suspendería el partido en cuanto cayera fulminado el primer jugador.

Claro que estos horarios tan agradables no son para todos. Siempre ha habido privilegiados, y más en la liga española. Por si alguien tenía alguna duda, Jaume Roures, que es el Consejero Delegado de Mediapro, ya ha tenido el descaro de dejar bien claro que el Madrid y el Barcelona no jugarán a las doce de la mañana. La explicación no puede ser más absurda, y es que, según él, estos equipos  «no tienen esa tradición horaria y sus estadios son enormes, por lo que no hay motivos para correr riesgos». Y digo yo, ¿no eran estos mismos equipos los más interesados en jugar a esa hora para que pudiera tener más repercusión en China? Precisamente, son ellos los que tendrían que jugar a esa hora.

Por supuesto, a Roures se le ha «olvidado» decir que otros equipos que tampoco tienen esa tradición horaria y que tienen estadios un poquito menos enormes, como pueden ser el Valencia o el Sevilla, tampoco tienen motivos para correr riesgos.

Tendrá poca vergüenza el tal Roures. En fin, a estas alturas tampoco nos vamos a sorprender de nada. Es una pena, pero el tinglado de la liga española está así montado.